Carta de Benjamin Solari Parravicini a un Amigo en Noviembre de 1971

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Carta de Benjamin Solari Parravicini a un Amigo en Noviembre de 1971

Mensaje  Admin el Jue 26 Nov - 1:18

Carta de Benjamin Solari Parravicini a un Amigo

9 de Noviembre de ,1971

PAX

Gran amigo;

Me apresuro en contestar su carta del 30-10-71, recibida esta mañana.
Mucho le agradezco todo-respeto a nuestro libro y le diré; ayer le envié
otras notas interesantes, que le gustarán.

Su consulta sobre el asunto de nuestro amigo, le diré: "Un ser superior
jamás puede descender de su alto plano" para desplazar a un alma de
un cuerpo, por supuesto inferior a él, para usarlo en una misión que
debe ser superior, y que bien mirado, dejaría por este solo hecho de
robar un cuerpo a un alma, de ser "misión superior", y también por el
hecho criminal de dejar el espíritu desplazado marchando a la deriva
en el espacio de oscuridad turbadora, que le llevaría fatalmente a la
anulación.

No es de Dios tal manera, ni lo autorizará jamás. El solo pensar
irrita; es como si en la Tierra un rico robara a un pobre lo poco que
tiene y que al rico nada podrá hacer con tal caudal y dejar abandonado
al infeliz por los caminos destinándole a morir.
No es de Dios la transmutación; en verdad veces hay que después de
un accidente la "psiquis" del ser cambia, pero ello se debe a una
afectación orgánica cerebral. Veces hay, que es para bien, pues
aparece luego el accidentado con síntomas superiores (videncia, etc.),
pero veces hay también que pierde luz, opaca todo o casi todo senti-
do, que le lleva a un estado demencial transitorio o bien definitivo.

El cuerpo y el alma, juntados en destino por la mano de Dios es y
será de Dios y sólo Él podrá disponer de él en su futuro; nunca el
Alto permitirá ese trueque a nadie para realizar una obra, que Él
puede realizar sin intervención extraña. La Divina mano castigará
terriblemente al que intentare destruirle su obra y mandato.

Si esto fuera posible. Dios hubiera desplazado a cualquier alma, para
hacer nacer al Cristo, su hijo, entre los hombres. El necesitaba con
urgencia colocarle sobre la Tierra y sin embargo, le hizo nacer del
vientre de Madre.

Esto da la pauta de lo que digo. En el tiempo no existe tiempo de
apuro que justifique semejante anormalidad.

Existe sí el mandato y el mandato debe cumplirse, porque Dios rige a
sus hijos, les ordena, les entrega los escalones a trepar y les atiende
hasta en el más mínimo detalle en su andar, cuidándoles y cuidando
que se cumpla lo que Él dispuso.

Las fuerzas contrarias, que arrastran al rebelde, al corrompido, al
que desobedece y se aleja, esas fuerzas podrán sobre esos, pero
temen tocar a los que Dios porta, porque temen su ira a tal punto que
escapan desesperados al ver una cruz o al escuchar una oración.

Yo tuve varios accidentes serios, estuve en grave estado de coma,
en estado de delirio y ausencia, fui, sí se quiere, materia para ser
trasmutado, pero yo debía proseguir mi misión, estaba defendido,
como lo estamos todos, por nuestros ángeles guardianes, y por
supuesto, no fui ni rozado.

Si tal cosa me hubiera pasado, hubiera sido la anulación del Divino
Poder del Señor. No, amigo mío, estamos, como dije, todos defendldos
en nuestra ascensión hacia el plano de superación que nos aguarda.

Como le dije; sí hemos llegado al lugar en que nos hallamos, fácil es
ver, que desde que partimos caminamos en ascenso. ¿No es así?,
basta observar lo andado para descubrir nuestra constante superación,

Observamos al amigo, él sigue siendo el bueno y humilde de antes,
superándose como todos. Si fuere "transmutación", ya lo variamos
con cambios "bárbaros" inimaginables; un ser superior en su cuerpo,
le haría hacer cosas incomprensibles, en este plano aún " tan poca cosa";
y ese ser desesperaría de su descenso buscado y sin causa.

Hay que cuidarse de las revelaciones absurdas propias de "brujerías
negras". En ese plano se admiten creencias tales, primero por el
fanatismo reinante en ellos, ocasionados por seres oscuros, poco
evolucionados y segundo por la ignorancia que tienen de nuestro Dios.

Ellos tienen dioses, que le ayudan a caminar el "embrollo" en que
viven, pero como esos dioses no son tales, sino son seres inferiores
del bajo plano; son lúbricos, burlones, malos, y hasta perversos, que,
llevan al odio, a la corrupción, al crimen y a la muerte. ¡Demasiados
conocemos los brujos en sus teorías y tareas de regir campamentos
primitivos! .

Desgraciadamente, el mundo se va envolviendo en esa espesa
confusión, desastre que existió en las caídas de toda civilización,
confusión que no debe tomarnos bajo ningún concepto.
Recuerde siempre: el ser dotado por el Alto - en misión determinada
- debe con su ajustado sentido de exacto razonamiento, analizar
hasta la pequeñez de lo recibido - yo así siempre lo hice y rechacé
siempre lo dudoso, lo absurdo, lo estúpido e infantil - porque igualmente
estos pequeños seres engañan y molestan con una constancia de no
creer - y por ello se delatan ¡Tanto malo pulula!, además, yo nada de
dudosa estructura dejo de consultar a "Fray José", él que, a veces me
dice: "Analiza hijo como se te ha dicho, con tu seguro criterio - Yo
solamente te diré; sí y no" y así sucede, y luego de haberlo yo diluci-
dado me agrega: "Hijo, bien lo has resuelto en verdad, con tu verdad
- camina confiado en ti, debemos luchar con el derrumbe de la
civilización actual". - .

Cuando se vive en fe - pero en el fanatismo - el ser humano enccguese,
pierde su ubicuidad - se sumerge en un ambiente oscurecido, y se
entrega al mensaje burlón, cruel, destructor, que conduce a la locura,
al crimen, y hasta el suicidio.

Fray José dice: "Hasta el fanatismo en Dios es peligroso, porque se
cae en la "beatez" que entrega al mal, al egoísmo, a la vituperación,
a la envidia, etc. - por lo tanto debe escucharse la palabra santa y
proseguir andando con el ajustado sentido común.

Le diré: cientos de veces recibí mensajes dudosos, diciéndose ser
"Fray José".

Fray José les deja hacer para probarme, yo analizo, descubro - y les
arrojo sin ira - pero con compasión. Ellos se retiran en vergüenza y a
veces con improperios de la más baja ralea.

Volviendo al tema del desalojo espiritual que como podrá ver no es
así posible, se puede pensar en la reencarnación, hecho si que Dios
permite otorgando el libre albedrío - para probar al que lo realiza y
darle una lección.

La reencarnación es un atraso espiritual del ser que le busca y logra
puesto que permanecerá de nuevo en el plano que debió superar.

En verdad es un "auto-castigo" - pues se nace en inferioridad a lo
vivido y por último una cosa que olvidé: si nuestro amigo se salvó de
su accidente "milagrosamente" es sólo por la mano de Dios - y no de
un extraño ser, que si bien es tan superior como dice, no precisaba
del humilde cuerpo de este muchacho bueno-'¿No le parece?
Estas cosas me han hecho recordar un caso que tal vez venga a esta
ocasión.
Una noche fui invitado por un amigo a un "cocktail" íntimo. Asistí
complacido y al rato de estar en su living - con invitados en grata
conversación - escuché que en una pequeña sala contigua se
producía una acalorada discusión entre varias personas.

El dueño de casa aclaró entonces: son varios amigos fanatizados por
los espiritas y están allí haciendo hablar a una mesa de tres patas.

Como la disputa subiera de tono acudimos al lugar y encontramos a
cuatro personas que gritaban en contra de un espíritu que según
ellos dijeron - les quería convencer de que, uno de ellos no era hijo de
su padre - porque él había sido "trasmutado".

Yo entonces, experimenté un vivo deseo de desmentir semejante
patraña, pero en el momento en que me proponía a decir lo que
pensaba - la mesa escapó de las manos de los contertulios y ante
el asombro general fue a estrellarse contra el muro de la habitación
haciéndose trizas. Yo pasmado - sin alcanzarme a dar cuenta de lo
que veía - recibí un invisible empellón que me hizo llegar al living -
trastabillando - observando que lodos salían de la salita en
idéntica forma.

Uno de ellos cayó al piso y tendido vio a un diario desplegarse y pasar
por debajo de él, de uno a otro costado sin arrugarse, ni doblarse,
parecía una hoja de metal.

Acto seguido se hizo sentir un ronquido que llevó a todos a escapar
hasta la calle.

Pasado el sofocón supe después por uno de ellos que me visitó que
ellos pertenecían a un grupo afecto a semejantes reuniones y que él
se sentía el día entero como tomado por alguien que le inducía a
realizar actos "raros" que no aclaró.

Al tiempo se suicidó - otro de ellos enloqueció - el año pasado
falleció entre visiones.

Sin más por hoy y con el apuro que experimento porque Usted
comprenda y quede tranquilo por el amigo humilde y bueno que
queremos con saludos a la buena amiga "la joven de Leo", a
los hijos, le abrazo cordialmente, esperando verle pronto por esta.

Su af. amigo
Pelón

Admin
Admin

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 17/11/2009

http://maestros.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.