Meditación Zazen

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Meditación Zazen

Mensaje  Admin el Mar 1 Dic - 23:06

Zazen es la expresión japonesa para "meditar sentado"

Za = sentarse
Zen= meditación

La palabra Zen proviene del sánscrito "dhyana" (atención plena al momento presente), hoy en día muchas escuelas en occidente usan este término, simplemente Zen pero hay que recordar que el Zen es una forma de budismo, por lo que la meditación que emplea esta corriente es el zazen.


Descripción de la postura fisica

Zazen es sentarse en la "Posición de Loto". Según el Budismo Zen la postura correcta es como lo hizo el Buda histórico en el momento de su iluminación, y tal cual se lo puede observar en las estatuas de Buda meditando.

* Las piernas cruzadas en posición de Loto o medio Loto con las rodillas apoyándose en el suelo. También puede practicarse sentado de rodillas sobre los talones (Seiza).
* La espalda derecha, desde la pelvis hasta la nuca
* La pelvis ligeramente basculada hacia adelante y las lumbares ligeramente arqueadas
* La nuca estirada y el mentón bien metido hacia adentro.
* Los hombros relajados
* Las manos juntas en el regazo, en el mudra de la sabiduría: los dedos de la mano juntos, una mano sobre otra, y con los pulgares tocándose las puntas. En las escuelas de Zen se pone la mano izquierda sobre la mano derecha.
* La boca cerrada.
* Los dientes en contacto
* La lengua tocando suavemente el paladar detrás de los dientes.


Practicar el Za Zen: Shikantaza

Shikantaza significa estar simplemente sentado. No se medita con ningún objeto, pensamiento o imagen. Se concentra la atención y la actividad principalmente en la espiración "exhalación" de manera que tiende a establecerse un ritmo lento de respiración abdominal en que la espiración es notoriamente más prolongada que la inspiración "inalación".

Simplemente se tiene que estar sentado; no reflexionar; solo respirar y no seguir activamente los pensamientos.
No es forzar que que se vayan los pensamientos, es permitir que fluyan, es no detenerse en ellos o prestarles atención, es dejar que aparezcan y se vayan. Los pensamientos "van y vienen", depurando el contenido superfluo del inconsciente, hasta que la mente, como aburrida, entra en un estado de atención más sutil.

Con esta practica los pensamientos desordenados del subconsciente tienden a depurarse y se le describe como el método de devolver al cuerpo y la mente su condición natural.


Kōan en la practica de Meditacion Zen

Respecto de la palabra Koan (en japonés) significa "caso público", y es una serie de diálogos entre maestro y discípulo, que puede contener una o varias preguntas que desafían la lógica o el sentido común, y se mantienen en la mente para producir lo que se conoce como "despertar", o la experiencia de "ver en la propia naturaleza". Agotada por vanos esfuerzos, la mente alcanza un estado donde no hay conceptos, ni discriminación intelectual, y la realidad se percibe tal como es.

Un kōan (公案; Japonés: kōan, Chino: gōng-àn) es, en la tradición zen, un problema que el maestro plantea al novicio para comprobar sus progresos. Muchas veces el koan parece un problema absurdo, ilógico o banal. Para resolverlo el novicio debe desligarse del pensamiento racional y aumentar su nivel de conciencia para adivinar lo que en realidad le está preguntando el maestro, que trasciende al sentido literal de las palabras.

El koan más famoso es aquel en el que el maestro hace un palmoteo y dice: "Este el sonido de dos manos, ¿cuál es el sonido de una sola mano aplaudiendo?"
Luego este koan gano fama en la cultura occidental por habérsele dado un buen número de respuestas espurias o incorrectas tales como: chasquear los dedos, el silencio de mover una mano en el aire, etc.

Ejemplos de Koan:

¿Cómo era tu cara antes de nacer?
¿El hombre mira el espejo, el espejo mira al hombre?
¿Cual es el sonido de un arbol al cear si no hay nadies para escucharlo?


Otras:

San Agustín formuló una famosa sentencia mística, que (según él) le fue revelado en un sueño por el mismo Cristo:
"No me buscarías si no me hubieses encontrado".

San Francisco de Asís, dice en su último verso:
Porque dando es como se recibe,
olvidando es como se encuentra,
perdonando es como se es perdonado y
muriendo se resucita a la vida que no conoce fin.

Admin
Admin

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 17/11/2009

http://maestros.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.