El Cierre parcial de la Puerta donde se halla el Mal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Cierre parcial de la Puerta donde se halla el Mal

Mensaje  Marcelo el Vie 22 Ene - 1:30

El Cierre parcial de la Puerta donde se halla el Mal.


¿Qué significan exactamente estas palabras?
Más de lo que yo pueda decir y expresar, porque el problema del mal es demasiado difícil para ser captado por el hombre común. El problema de la Jerarquía (si puedo exponerlo exacta y, sin embargo, simbólicamente) es liberar el bien, la belleza y la verdad y "encerrar dentro de los muros sellados de una prisión" lo que no es bueno, nutre la fealdad y el odio, distorsiona la verdad y miente acerca del futuro. He elegido cuidadosamente estas palabras; su significado es obvio todavía, pero hay significaciones mucho más profundas y peligrosas para ser captadas.

La humanidad -acumulativamente y durante millones de años- ha liberado el mal en el mundo. Pensamientos de odio, actos de crueldad, falsas palabras, acción sádica, intenciones egoístas y la forma detestable de egoísmo ambicioso, han creado una senda hacia la "puerta donde se halla el mal". En realidad, el mal es de dos clases: la tendencia innata al egoísmo y a la separación inherente a la sustancia de nuestro planeta, de la cual están hechas todas las formas, que nuestro Logos planetario heredó del residuo de un sistema solar anterior. Eso es algo inevitable, y proporciona al género humano la oportunidad necesaria para que los hombres puedan manejarla y controlarla, pues están bien equipados. Existe en ellos aquello que puede trasmutarla y cambiarla, y esto básicamente constituye la Ciencia de la Redención.

La humanidad no ha querido esforzarse en esta actividad redentora y durante miles de años ha estado controlada por el materialismo; así ha construido un "camino amplio y fácil" que conduce al lugar donde reside otra clase de mal -mal que no es aborigen de nuestro planeta, y los hombres no estaban destinados a enfrentarlo. Durante incontables eones, la Jerarquía ha permanecido como un escudo, protegiendo a la humanidad. Pero debido al creciente desarrollo mental, a que la masa humana repudia a la Jerarquía, a la prostitución de la religión para fines materiales, y a los estrechos dogmas teológicos y mentales, la Jerarquía se ha visto obligada (muy a pesar suyo) a retirar cierta medida de su poder protector (aunque no todo, afortunadamente), para el género humano. El camino hacia la puerta donde se halla el mal quedó despejado, y la humanidad abrió ampliamente la puerta. La entrada a lo que podría considerarse mal cósmico fue primeramente abierta en los decadentes días del Imperio Romano (una de las razones que decidió a Cristo manifestarse en esos días), luego fue abierta aún más durante el corrupto régimen de los Reyes de Francia y, en nuestros días, ha sido abierta aún más ampliamente por los hombres malignos de todos los países.

Recuérdese que el mal a que me refiero aquí, no tiene necesariamente que ver con las cosas viles e indecentes comentadas por la gente en voz baja. Éstas son en gran medida curables, y los procesos de encarnación las purificarán oportunamente. La verdadera naturaleza del mal cósmico halla su principal expresión en el pensamiento erróneo, los falsos valores, el supremo mal del egoísmo materialista y el sentimiento de aislamiento separatista. Estos (hablando nuevamente en símbolos) constituyen el contrapeso que mantiene abierta la puerta del mal y que precipitó en el mundo los horrores de la guerra, con sus correspondientes calamidades.

La comprensión de lo que estaba sucediendo contribuyó temporariamente a unificar el mundo y a eliminar las separaciones entre las naciones, más que cualquier otra cosa. Las naciones todas se aliaron con las Fuerzas de la Luz en gran medida, y poco a poco el mal cósmico fue obligado a retroceder, y la puerta que "oculta el lugar de la interminable muerte, los rostros de los Señores del maligno orgullo y la odiosa ambición", fue parcialmente cerrada, pero no totalmente; aún no tuvo lugar el cierre y sellado finales.

Hay ciertas zonas del mal en el mundo actual, por las cuales estas fuerzas de la oscuridad pueden llegar a la humanidad. No tengo la intención de decir cuáles son y dónde están. Sin embargo, quisiera señalar que Palestina ya no debe ser denominada Tierra Santa; sus lugares sagrados son sólo reliquias pasajeras de tres religiones muertas y desaparecidas. El espíritu abandonó las antiguas creencias, y la verdadera luz espiritual se está transfiriendo a una nueva forma que se manifestará a su tiempo en la tierra como la nueva religión mundial. Lo verdadero, correcto y bueno, existente en las antiguas formas, contribuirá a ello, pues las fuerzas del derecho retirarán ese bien y lo incorporarán en la nueva forma. El judaísmo es antiguo, caduco y separatista y no tiene ningún verdadero mensaje que dar a las mentalidades espirituales, que no pueda ser dado por la nuevas creencias; la fe musulmana ha servido su propósito, y todos los verdaderos musulmanes esperan la llegada del Iman Mahdi, que los conducirá a la luz y a la victoria espiritual; la fe cristiana también ha servido su propósito; su Fundador trata de implantar un nuevo Evangelio y un nuevo mensaje, que iluminarán a los hombres de todas partes. Jerusalén, por lo tanto, no representa nada importante en la actualidad, excepto lo que ha desaparecido y debe desaparecer. La "Tierra Santa" ya no es santa, está profanada por intereses egoístas y por una nación básicamente separatista y conquistadora.

La tarea que tiene por delante la humanidad es cerrar la puerta sobre este peor mal, aunque secundario, y encerrarlo en su propio lugar. La humanidad tiene bastante que hacer con transmutar el mal planetario, sin emprender la lucha contra lo que los Mismos Maestros pueden sólo mantener a raya, pero no vencer. El manejo de este tipo de mal y su disipación y, por lo tanto, la liberación de su peligro, en nuestro planeta, es la tarea asignada a Quienes trabajan y viven en "el centro donde la voluntad de Dios es conocida", Shamballa, y no de la Jerarquía ni de la humanidad. Recuerden esto, y también que lo que el hombre ha liberado puede ayudar a aprisionar; esto puede hacerlo fomentando las rectas relaciones humanas, divulgando noticias del acercamiento de la Jerarquía espiritual y preparándose para la reaparición de Cristo. Tampoco olviden que el Cristo es un Miembro del Gran Concilio en Shamballa, y trae con Él la energía espiritual más elevada. Pero la humanidad puede dejar de hollar y apartarse de la senda que conduce a la "puerta donde se halla el mal", y buscar el Sendero que conduce a la luz y al Portal de la Iniciación.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.