Judgue: Las enseñanzas ocultas (preguntas a un sabio)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Judgue: Las enseñanzas ocultas (preguntas a un sabio)

Mensaje  Admin el Dom 31 Ene - 3:32

LAS ENSEÑANZAS OCULTAS

Estudiante. ¿Qué es el ocultismo?

Sabio. Es la rama del conocimiento que muestra al universo de forma oval. La célula de la ciencia es una pequeña copia del huevo del universo. Las leyes que gobiernan al todo, rigen también cada una de sus partes. El ser humano, siendo una copia en miniatura del universo, es decir el microcosmos, está gobernado por las mismas leyes que rigen lo que es más grande. Por lo tanto, el ocultismo enseña las leyes y fuerzas secretas del universo y humanas, las fuerzas que desempeñan un papel en el mundo externo y que los individuos de hoy sólo conocen parcialmente, ya que no admiten ninguna naturaleza invisible y real, tras de la cual se encuentra el modelo de la naturaleza visible.

Estudiante. ¿Qué enseña el ocultismo, desde un punto de vista general, acerca del ser humano?

Sabio. Que es el producto superior de la evolución, por lo tanto, tiene en sí un centro o enfoque, que corresponde a cada centro de fuerza o poder en el universo. Desde luego, sus numerosos centros o focos de fuerza, poder y conocimiento, equivalen a los que existen en el mundo más grande a su alrededor y en su interior.

Estudiante. ¿Usted se está referiendo a los individuos ordinarios o a las excepciones?

Sabio. Incluyo a todo ser humano, desde el inferior hasta el superior, tanto los que conocemos y los que, trascendiendo nuestra comprensión, sospechamos que existan. Aunque estamos acostumbrados a limitar el término "humano" a esta tierra, es erróneo confinar dicha clase de ser a este plano o globo, ya que en otros planetas moran seres similares a nosotros, en lo que concierne al poder, naturaleza y posibilidades esenciales.

Estudiante. Por favor, explique en manera un poco más detallada lo que quiere decir afirmando que en nosotros tenemos centros o enfoques.

Sabio. La electricidad es una fuerza muy poderosa que la ciencia moderna, aunque no la conozca totalmente, la emplea mucho. Cuando los sistemas nerviosos, físicos y mentales humanos, actúan juntos, son capaces de producir exactamente la misma fuerza a un nivel muy elevado de manera más fina y sutil respecto al dinamo, así que la fuerza pueda usarse para matar, alterar y mover, o de otra manera, para cambiar cualquier objeto o condición. Este es el "vril" descrito por Bulwer Lytton en su libro "Coming Race"(La Raza Venidera.)

La naturaleza exhibe a nuestra vista el poder de atraer a un sitio con límites establecidos, alguna cantidad material de manera que produzca el objeto natural más pequeño o más grande. Asume del aire lo que ya existe allí, y, comprimiéndolo en los confines del árbol o de la forma animal, lo hace visible a nuestra vista. Este es el poder de condensar en lo que puede conocerse como los límites naturales, es decir, en los límites de la forma ideal. El hombre tiene el mismo poder y cuando conoce las leyes y los justos centros de fuerza en sí, puede hacer precisamente lo que la naturaleza efectúa. Por lo tanto, es capaz de hacer visible y material lo que anteriormente era ideal e invisible, llenando la forma ideal con la materia condensada del aire. En su caso, lo único que lo diferencia de la naturaleza, es que puede hacer rápidamente lo que ella efectúa más despacio.

Entre los fenómenos naturales, no existe una ilustración de telepatía actual, buena para nuestro uso. Todavía, entre las aves y los animales, la telepatía acontece instintivamente. Pero, la llamada telepatía, es la comunicación del pensamiento o de la idea de mente a mente. Esto es un poder natural, y cuando lo entendamos bien, una mente puede emplearlo para transmitir a otra alguna idea o pensamiento, no importa cuán lejos estén o cual sea el obstáculo entre las dos. En las cosas naturales, ésto podemos compararlo con la vibración de una cuerda, la cual puede hacer vibrar similarmente a todas las demás que tienen la misma longitud. Esta es una rama del Ocultismo y el investigador moderno conoce una parte de ella, pero es también uno de los poderes más útiles y más grandes que tenemos y para hacerlo funcionar se deben combinar muchas cosas. Aunque se usa en el diario vivir de manera ordinaria, ya que los seres humanos se comunican a cada momento telepáticamente, pero, para hacerlo de manera perfecta, es decir, superando los obstáculos y la distancia, implica la perfección del arte oculto. Sin embargo, un día, hasta las personas ordinarias, lo conocerán.

Estudiante. ¿Tiene la naturaleza en vista algún objeto que también el ser humano debería tener presente?

Sabio. La naturaleza siempre obra a fin de transformar lo que está inorgánico, sin vida, no inteligente e inconsciente, en orgánico, inteligente y consciente y éste debería ser también el objetivo del ser humano. En sus grandes mociones, la naturaleza parece causar destrucción sólo con el fin de construir. Las rocas se disuelven en la tierra, los elementos se combinan para causar el cambio, pero siempre existe la constante marcha adelante del progreso en la evolución. La naturaleza no destruye las cosas ni el tiempo, sino que construye. El ser humano debería hacer lo mismo, y, como un agente moral libre, debería trabajar hacia este fin, no para gratificarse, sino que para no desperdiciar en ningún campo.

Estudiante. ¿Es el ocultismo verdadero o falso, es egoísta o altruista, o es parte del uno y del otro?

Sabio. El ocultismo es incoloro y su positividad o negatividad, depende de la manera que el ser humano lo usa. El ocultismo malo, o lo que se emplea con fines egoístas, no es falso, ya que es el mismo que se emplea con fines buenos. La naturaleza tiene dos lados, uno negativo y el otro positivo, uno bueno y otro malo, la luz y las tinieblas, el calor y el frío, el espíritu y la materia. En lo referente a los fenómenos, el mago negro es tan poderoso como el mago blanco, pero al final, la tendencia total de la naturaleza, propenderá a destruir al negro, salvando al blanco. Pero, lo que tienes que comprender, es que tanto la persona falsa como la verdadera, pueden ser ocultistas. Las palabras de Jesús, el maestro cristiano, nos dan la regla para juzgar: "Por sus frutos los conocerás. ¿Los hombres cosechan uvas de espinas o higos de cardos?" El término ocultismo es general y global, mientras los adjetivos Blanco y Negro indican las diferenciaciones. Ambos emplean fuerzas y leyes similares, ya que en este universo no existen leyes especiales para una clase de trabajadores en los secretos de la naturaleza. Pero, el sendero del ser humano falso y malvado, puede parecer simple al principio, sin embargo, al final se complica ya que los trabajadores negros no son amigos de nadie, en cuanto, tan pronto como el interés lo requiera, hecho que puede acontecer en cualquier momento, son mutuos enemigos. Según se dice, la aniquilación final del alma personal, espera a los que se ocupan del lado destructivo en los vestíbulos de la experiencia de la naturaleza.

Estudiante. ¿Dónde debería buscar la ayuda que necesito en la vida y el estudio correctos?

Sabio. En tu interior existe la luz que ilumina a todo hombre que viene aquí. La luz del Ser Superior y del Mahâtma no difieren entre ellas. Si no te encuentras a tí mismo ¿cómo puedes comprender a la naturaleza?

Admin
Admin

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 17/11/2009

http://maestros.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.