La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Mensaje  Marcelo el Vie 2 Abr - 18:44

La Significación de las Iniciaciones

Primera Iniciación. El Nacimiento en Belén
Segunda Iniciación. El Bautismo en el Jordán
Tercera Iniciación. La Transfiguración
Cuarta Iniciación. La Gran Renunciación o Crucifixión
Quinta Iniciación. La Revelación


Primera iniciación. El Nacimiento en Belén. Séptimo Rayo.
La Energía de Orden o Magia Ceremonial.


Ante todo consideraremos el tipo de energía expresada por el séptimo rayo y dónde reside su potencia y eficacia, desde el ángulo de la iniciación. A medida que estudiemos estas iniciaciones y sus rayos condicionantes, haremos una triple clasificación al respecto:

1. El tipo de energía y su cualidad, en relación con los procesos de determinada iniciación, con la cual ese tipo de energía está asociado.

2. Su efecto sobre la humanidad, considerando a la humanidad como un discípulo mundial.

3. La naturaleza estimulante de la energía, al expresarse:

a. En los tres aspectos de la naturaleza del iniciado -mental, astral y físico.

b. Por intermedio de la personalidad fusionada con el alma, el iniciado "bien conceptuado" -una frase de profunda implicación oculta.

En este momento particular de la historia mundial, la energía del séptimo rayo es de creciente potencia porque es el nuevo y entrante rayo que reemplaza al sexto, el cual ha regido durante tanto tiempo. Cuando hablamos de energía de rayo estamos considerando, en realidad, la cualidad y el aspecto voluntad-propósito de cierta gran Vida a la cual damos el nombre de "Señor de Rayo".

La entrada de un rayo produce siempre un intensificado período de actividad iniciática, como sucede ahora. El efecto principal, en lo que concierne a la humanidad, es posibilitar la presentación de millares de aspirantes y solicitantes para la primera iniciación los hombres en vasta escala y en formación masiva pueden pasar actualmente por la experiencia de la Iniciación del Nacimiento. Millares de seres humanos pueden experimentar el nacimiento de Cristo dentro de sí mismos y comprender que la vida, la naturaleza y la conciencia crísticas les pertenecen. La iniciación del “nuevo nacimiento" de la familia humana tendrá lugar en Belén simbólicamente comprendido, pues Belén es la "casa del pan” -término oculto que significa experiencia en el plano físico. Estas grandes iniciaciones, complementadas por las energías de rayo, deben ser registradas en el cerebro físico y anotadas en la conciencia vigílica del iniciado, debiendo ser así en este asombroso período, en el cual -por primera vez desde que la humanidad apareció sobre la Tierra- puede tener lugar una iniciación en masa. La experiencia no necesita ser expresada en términos ocultos y, en la mayoría de los casos, no lo será; el iniciado individual que recibe esta iniciación, es consciente de grandes cambios en su actitud, hacia sí mismo, sus semejantes, las circunstancias y hacia sus interpretaciones de los eventos de la vida. Éstas son peculiarmente las reacciones que acompañan a la primera iniciación; el iniciado registra entonces una nueva orientación hacia la vida y un nuevo mundo de pensamiento. Esto será igualmente verdad en vasta escala, en lo que se refiere al hombre moderno, el iniciado mundial de primer grado. Los hombres reconocerán en muchas vidas la evidencia del surgimiento de la conciencia crística, y las normas de vida serán acrecentadamente reajustadas a la verdad, tal como existe en las enseñanzas impartidas por Cristo.

En relación con el individuo y la primera iniciación, el séptimo rayo se halla siempre activo y el hombre está capacitado para registrar conscientemente la realidad de la iniciación, porque el cerebro o la mente (y frecuentemente ambos), están controlados por el séptimo rayo. Este hecho es de importancia actualmente en relación con la humanidad, pues permitirá al género humano atravesar el portal que le dará entrada al primer proceso iniciático.

Hay miles de estos iniciados en la actualidad, y cuando llegue el año 2025 habrá millones. Toda esta reorientación y desenvolvimiento será el resultado de la actividad del séptimo rayo y el impacto de su radiación sobre la humanidad,

El séptimo rayo es, por excelencia, el medio de relación. Une los dos aspectos fundamentales espíritu y materia. Relaciona el alma con la forma, y en lo que concierne a la humanidad, el alma con la personalidad. En la primera iniciación, hace al iniciado consciente de esta relación; le permite beneficiarse de esta "dualidad que se aproxima" y -mediante el perfeccionamiento del contacto- producir en el plano físico el surgimiento del "nuevo hombre" a la manifestación. En la primera iniciación, mediante el estímulo creado por la energía del séptimo rayo, la personalidad del iniciado y la superinfluyente alma, son conscientemente unidas; entonces el iniciado sabe, por primera vez, que es una personalidad fusionada con el alma.

La función principal de este séptimo rayo es reunir los aspectos negativo y positivo de los procesos naturales. Por lo tanto rige las relaciones sexuales de todas las formas; es la potencia que subyace en la relación matrimonial y por eso, debido a que este rayo viene a la manifestación en este ciclo mundial, tenemos la aparición de fundamentales problemas sexuales -libertinaje, perturbaciones en la relación marital, divorcio y la iniciación de esas fuerzas que producirán eventualmente una nueva actitud hacia el sexo y el establecimiento de esas prácticas, actitudes y percepciones morales, que regirán las relaciones entre los sexos durante la nueva era venidera.

La primera iniciación, por lo tanto, está estrechamente relacionada con este problema. El séptimo rayo rige el centro sacro y la sublimación de su energía en la laringe o el centro creador superior; por ello, él inicia un período de enorme actividad creadora, tanto en el plano material, mediante el estímulo de la vida sexual de todos los pueblos, como en los tres mundos, por el estímulo producido cuando el alma y la forma se relacionan conscientemente. La primera y principal prueba de que la humanidad (por intermedio de la mayoría de la gente avanzada) haya pasado por la primera iniciación, será la aparición de un ciclo de arte creador totalmente nuevo. Este impulso creador adoptará formas que expresarán las nuevas energías entrantes. Así como el período regido por el sexto rayo ha culminado en un mundo en que los hombres trabajan en grandes talleres y fábricas para producir la inmensa cantidad de objetos que consideran necesarios para su felicidad y bienestar, así en el ciclo del séptimo rayo veremos a los hombres ocupados en escala aún mayor, en el campo del arte creador. La devoción a los objetos será reemplazada eventualmente por la creación de lo que expresará más verdaderamente lo Real; la fealdad y el materialismo cederán su lugar a la belleza y a la realidad. En gran escala, la humanidad ha sido ya "conducida de la oscuridad a la luz", y la luz del conocimiento colma la tierra. En el período que hay por delante, regido por la radiación influyente del séptimo rayo, la humanidad será "conducida de lo irreal a lo Real". La primera iniciación posibilita esto al individuo y lo posibilitará a las masas.

Es necesaria la energía del séptimo rayo para poner orden en el caos, y ritmo en reemplazo del desorden. Esta energía traerá el nuevo orden mundial que todos los hombres esperan; restablecerá los antiguos jalones, indicará las nuevas instituciones y formas de civilización y cultura que exige el progreso humano, y nutrirá la nueva vida y los nuevos estados de conciencia que registrará acrecentadamente la humanidad evolucionada. Nada detendrá esta actividad; todo lo que acontece hoy, a medida que los hombres buscan los nuevos caminos, la unidad organizada y la seguridad pacífica, están complementados por el entrante Rayo de Orden o Magia Ceremonial. La magia blanca de las rectas relaciones humanas no puede ser detenida; inevitablemente se manifestará en forma efectiva, porque la energía de séptimo rayo está presente, y el Señor de Rayo está colaborando con el Señor del Mundo para establecer la "reforma" necesaria. Las personalidades fusionadas con el alma, actuando regidas por la influencia de este rayo, crearán el nuevo mundo, expresarán las nuevas cualidades e instituirán esos nuevos regímenes y métodos organizados de actividad creadora que demostrarán la nueva vivencia y las nuevas técnicas de vivir. La distorsión de estos ideales del séptimo rayo y la prostitución de esta energía entrante para servir las ambiciones oscuras y egoístas de hombres ambiciosos, han producido esos sistemas totalitarios que en la actualidad aprisionan tan terriblemente el espíritu libre de los hombres.

Resumiendo lo dicho:

1. La energía del séptimo rayo es el poderoso agente de la iniciación, es decir, del proceso de la primera iniciación, cuando es recibida en el plano físico.

2. Su efecto sobre la humanidad será:

a. Producir el nacimiento de la conciencia crística en el conjunto de seres humanos de aspiración inteligente.

b. Iniciar ciertos procesos evolutivos relativamente nuevos que trasformarán a la humanidad (corno discípulo mundial) en humanidad (como iniciado mundial).

c. Establecer en forma nueva e inteligible el siempre existente sentido de relación y así establecer en el plano físico rectas relaciones humanas. Su agente es la buena voluntad, reflejo de la voluntad al bien del primer aspecto divino. La buena voluntad es el reflejo de este primer Rayo de Voluntad o Propósito.

d. Reajustar las relaciones negativas en positivas; en la actualidad se llevará a cabo principalmente en conexión con la relación sexual y el matrimonio.

e. Intensificar la creatividad humana y de esta manera hacer que el nuevo arte sea la base de la nueva cultura, como factor condicionante de la nueva civilización.

f. Reorganizar los asuntos mundiales e iniciar así el nuevo orden mundial. Esto pertenece definidamente al reino de la magia ceremonial.

3. Su estímulo sobre el iniciado individual será:

a. Traer a la existencia en el plano mental una amplia, difundida y reconocida relación entre el alma y la mente.

b. Producir cierta medida de orden en los procesos emocionales del iniciado, y ayudar así a realizar el trabajo preparatorio de la segunda iniciación.

c. Permitir al iniciado, en el plano físico, establecer ciertas relaciones a fin de prestar servicio, aprender la práctica elemental de la magia blanca y manifestar la primera etapa de una vida verdaderamente creadora.

En lo que concierne al iniciado individual, el efecto que produce la energía del séptimo rayo, en su vida, es extremadamente poderoso, lo cual se comprende fácilmente debido a que su mente y su cerebro están condicionados por el séptimo rayo, cuando tiene lugar conscientemente el proceso iniciático. Su efecto en el plano mental es similar al que sucede -en mayor escala- en el planeta, pues esta energía de rayo fue empleada por el Logos planetario cuando unió las dualidades principales espíritu y materia, en el comienzo de Su trabajo creador. Ambos aspectos de la mente (la mente concreta inferior y el alma, el Hijo de la Mente) se relacionan más estrechamente y entran eventualmente en una reconocida y consciente asociación en el plano astral; el séptimo rayo restablece el orden dentro de la conciencia astral y (en el plano mental su influencia produce la creatividad, la organización de la vida y la unión "en la cabeza" de las energías inferiores y superiores, de tal manera que "nace el Cristo". Consideraremos en detalle este último punto cuando nos ocupemos del significado de las iniciaciones; entonces veremos que está involucrada la relación entre el cuerpo pituitario y la glándula pineal.

Finalmente, la energía del séptimo rayo -en el proceso iniciático entre la primera y la segunda iniciaciones- permite al iniciado (en su vida en el plano físico) demostrar el desenvolvimiento del sentido de organización y orden, expresar consciente y crecientemente el deseo de ayudar a sus semejantes, establecer relaciones con ellos, y hacer que su vida creadora se manifieste de muchas maneras.

Todos estos factores están en embrión en su naturaleza, pero ahora comienzan a establecer conscientemente las bases para el futuro trabajo iniciático; hoy las disciplinas físicas son de gran importancia, aunque su valor es frecuentemente sobrestimado y su efecto no siempre es bueno; las relaciones establecidas y sostenidas son a veces de poco valor, debido a que el discípulo está generalmente autocentrado y no posee -por ignorancia y carencia de discriminación- la completa pureza de móvil. No obstante, los cambios creados, por la influencia de este rayo, se hacen acrecentadamente efectivos vida tras vida; la relación del discípulo con la Jerarquía, la reorganización de su vida en el plano físico y su creciente esfuerzo por demostrar el sentido esotérico de la magia blanca, serán cada vez más vitales, hasta que esté preparado para la segunda iniciación.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Mensaje  Marcelo el Vie 2 Abr - 18:51

Segunda Iniciación. El Bautismo en el Jordán. Sexto Rayo.
La Energía del Idealismo y de la Devoción.


Durante el proceso iniciático, entre la primera iniciación del Nacimiento de Cristo y el comienzo del consciente desenvolvimiento de percepción y vida crísticas, la vida del iniciado ha tenido una pronunciada reorientación. Ahora es capaz de adherirse en forma igualmente pronunciada y a menudo fanática, al programa de aspiración y dedicación al bien (tal como lo ve en esta etapa). Está simbolizado en el relato sobre Jesús, donde a los doce años era tan consciente de que "debía ocuparse de los asuntos de su Padre", que desafió y causó angustia a Sus progenitores, asombró a quienes eran mayores que Él, por Su aplomo y conocimiento espirituales, lo cual contrarrestó yendo a Galilea y "subordinándose" a Sus progenitores. Una actitud tan similar (sin tener la desarrollada e incluyente comprensión manifestada por Cristo) puede observarse en el discípulo durante e! período en que tiene lugar la nueva orientación; el discípulo está aprendiendo a disciplinar su naturaleza inferior y a lograr cierto dominio sobre sus tendencias físicas; de esta manera, libera energía física y ordena su vida. Esto lleva mucho tiempo y puede abarcar un ciclo de muchas encarnaciones. Lucha constantemente contra su naturaleza inferior y las exigencias de su alma (según las interpreta, con cierta ignorancia), estando en constante oposición con la naturaleza animal y acrecentadamente en relación con la naturaleza emocional.

Descubre que su naturaleza emocional, sus facultades síquicas inferiores, su desenvolvimiento astral y la potencia del espejismo, están ahora en contra suyo.

La reorientación que hoy enfrenta debe lograrla principalmente en el plano astral, porque ése ha sido, durante incontables eones, el nivel de su principal polarización y fue dominado por la esfera de actividad y el estado de conciencia. El cuerpo físico no es un principio; el cuerpo etérico, desde los días atlantes, ha sido el agente de su energía astral porque la naturaleza mental no está aún desarrollada y por lo tanto no puede controlar adecuadamente. Descubre que vive en un caos de reacciones emocionales y de espejismos condicionantes. Comienza a comprender lentamente que para recibir la segunda iniciación debe demostrar control emocional; comprende también que debe poseer algún conocimiento de esas energías espirituales que disiparán el espejismo, más una comprensión de la técnica por la cual la iluminación proveniente de la mente -como agente transmisor de la luz del alma- puede disipar estos espejismos y, de esta manera, "purificar" la atmósfera", en un sentido técnico.

Podría acentuarse que ningún iniciado hasta ahora ha manifestado un control completo durante el período intermedio entre determinada iniciación y la siguiente; el período intermedio es considerado como "un ciclo de perfeccionamiento". Lo que queda atrás y está subordinado a la comprensión superior va siendo dominado lentamente por las energías que se han de liberar en la conciencia del iniciado, en esa iniciación para la cual se está preparando. Este período intermedio es siempre de gran dificultad. Las energías que van siendo registradas, activadas y finalmente empleadas, aumentan constantemente en número y potencia en cada iniciación; dichos impactos sobre los rayos del alma y de la personalidad del iniciado, los vehículos subsidiarios, por medio de los cuales trabaja en los tres mundos, y sus rayos condicionantes individuales, producen al principio tremendas dificultades, que el iniciado debe dominarlas y solucionar los problemas involucrados. Así se convierte en un Maestro, y al avanzar el proceso, cada iniciación llega a ser (después de la tercera iniciación, la Transfiguración) menos ardua y penosa; por esta razón es acrecentadamente el amo de su propia situación individual. Sin embargo, está ocultamente implicado en las dificultades y en los problemas del grupo, y de ese conjunto de grupos que llamamos humanidad.

El proceso iniciático entre la primera y la segunda iniciación es, para una gran mayoría, el peor momento de aflicción, dificultad comprensión de los problemas y el esfuerzo constante por "absolverse a sí mismo" (como se dice esotéricamente), a lo cual el discípulo está sujeto en cualquier momento. La frase que dice: el objetivo del iniciado es "absolverse así mismo" es quizás la más atrayente e iluminadora de todas las definiciones posibles, de la tarea a emprender. La tormenta ocasionada por su naturaleza emocional, las oscuras nubes y nieblas en las cuales deambula constantemente, y que ha creado durante todos los ciclos de vida han de ser despejadas para que el iniciado pueda decir que el plano astral ya no existe para él, y todo lo que resta de ese antiguo y poderoso aspecto de su ser, es la aspiración, respuesta sensible a todas las formas de vida divina y una forma por la cual el aspecto inferior del amor divino, la buena voluntad, puede afluir sin impedimento.

Desde un punto de vista más amplio, esta lucha por purificar la atmósfera del mundo, la enfrentará la humanidad después de la primera iniciación, que hoy se halla muy cercana. Por lo tanto verán por qué Cristo debe reaparecer en estos momentos, por que Él preside la primera y segunda iniciaciones, y Su llegada indicará que la humanidad ha recibido la primera, lo cual confirmará y consolidará el trabajo realizado e inaugurará el ciclo y el período mundiales donde tendrá lugar la tarea de reorganizar la vida emocional y síquica de la humanidad; este período liberará la energía de la buena voluntad y creará así, automáticamente, rectas relaciones humanas.

En lo que respecta a toda la humanidad, polarizada como lo está en la naturaleza emocional, el efecto de este sexto rayo es en extremo potente. Su energía ha estado actuando siempre sobre los hombres, desde que vino a la encarnación, y los últimos 150 años vieron que esa potencia llegó a ser extremadamente efectiva. Dos factores han destacado este efecto:

1. El sexto Rayo de Idealismo o Devoción, es el rayo que normalmente rige el plano astral, controlando sus fenómenos y matizando su espejismo.
2. La corriente de energía que viene a nuestra vida planetaria, desde la constelación de Piscis, ha condicionado durante dos mil años la experiencia humana y está particularmente adaptada para fusionarse con la energía de sexto rayo y complementarla, y producir la situación que justamente ahora rige los asuntos mundiales.

La actividad conjunta de esas dos grandes corrientes de energía cósmica, actuando sobre el tercer centro planetario, la Humanidad, y a través de él, ha creado esa excepcional condición en la cual "la raza de los hombres" puede permanecer ante el Iniciador planetario, el Cristo, y bajo el estímulo concentrado de la Jerarquía, recibir la apropiada iniciación.

Debemos recordar aquí que las masas pueden recibir y recibirán la primera iniciación, pero que un grupo muy grande de aspirantes (mucho más de lo que se cree) pasará por la experiencia de la segunda iniciación, la del Bautismo purificador. Son esas personas que expresan las cualidades esenciales del reconocimiento ideológico, la adhesión consagrada a la verdad tal como la presienten, la reacción profunda a las disciplinas físicas (impuestas desde que participaron en la primera iniciación, en muchas vidas anteriores) y la creciente respuesta al aspecto aspiracional del cuerpo astral, aspiración que trata de establecer contacto con el principio mental y expresarlo. Este grupo particular de la familia humana, son iniciados regidos por el deseo-mente, así como los que reciben la primera iniciación son iniciados en los planos físico-etéricos.

La actividad de este sexto rayo ha traído a la luz del día las crecientes tendencias ideológicas del género humano. Estas ideologías mundiales (de las cuales existen muchas en la actualidad), son creadas por una triple reacción a las dos corrientes de energía ya mencionadas:

1. El desenvolvimiento del principio mental en la humanidad durante esta era aria, ha obligado al deseo adoptar la forma de grandes conceptos masivos, que en conjunto rige la tendencia de la masa hacia el desenvolvimiento mental.

2. La constante y creciente influencia del alma, actuando como levadura en el plano astral, ha sacado el deseo de su enfoque estrictamente autocentrado y lo ha llevado a una nueva y hasta ahora inexpresada conciencia emocional grupal; esto hace que la naturaleza emocional fusionada de los hombres se exprese masivamente en grandes ideologías, aunque egoístamente expresada e impulsada por excesos emocionales, indican nuevas y mejores metas. Estas metas asumirán contornos más claros y deseables cuando el aspirante mundial reciba la segunda iniciación.

3. La influencia generada por la energía de Shamballa, que por primera vez ha hecho contacto directo con la Humanidad, está produciendo un vórtice emocional donde los antiguos ideales e instituciones se están divorciando de los espejismos que hasta ahora los controlaban, permitiendo así emerger en la conciencia de la raza, nuevas y mejores ideologías.

Todos estos factores son responsables de la situación mundial actual; grandes ideologías, poderosas agrupaciones de trabajadores y pensadores, dedicados a cambiar el antiguo orden, y los esfuerzos masivos para poner fin a la separatividad, están simultáneamente presentes. La esencial unidad etérica mundial (de la cual el teléfono, la radio y el avión son la expresión tangible) está llevando a vastos grupos humanos, de todas partes, a una actividad emocional unida, imponiendo así esas pruebas preliminares que preceden siempre a la iniciación, por cuyo medio pasan actualmente quienes son capaces de recibir la segunda iniciación.

No puedo extenderme aquí sobre las variadas ideologías que van apareciendo en el mundo de los hombres -impulsadas por la Jerarquía, precipitadas en la conciencia humana desde el plano mental por el nuevo grupo de servidores del mundo, complementadas por la energía de sexto rayo, por la predominante energía pisceana y por la energía organizadora del entrante séptimo rayo, a las cuales responden emocionalmente las masas humanas enfocadas en el plano astral. Esta situación ideológica es clara para todos los observadores inteligentes, etapa necesaria y preliminar para la creación del nuevo orden mundial; proporciona un punto de crisis y el necesario punto de tensión que permitirá hoy a los aspirantes ya preparados, que suman miles, pasar la experiencia de la segunda iniciación y sufrir la purificación de la fluida naturaleza emocional en la Iniciación del Bautismo. Por medio de esta experiencia, el aspirante regido por el deseo y la mente, estará en una condición positiva y espiritual para producir (en el plano astral) esos cambios, reordenamientos y reajustes fundamentales, que pondrá a ese nivel de conciencia planetaria en línea con el propósito divino inmediato: la manifestación del reino de Dios.

La actuación de la energía de sexto rayo, resultado del largo ciclo de energía pisceana, y el impacto de la energía acuariana entrante, traerá una enorme transformación en el "reino acuoso" del plano astral. El agua ha sido siempre el símbolo de ese plano -fluido, tormentoso, que refleja todas las impresiones, fuente de nieblas y brumas y, sin embargo, esencial para la vida humana. La era pisceana, ahora en proceso de desaparecer, está también estrechamente relacionada con este plano y con el símbolo del agua; fijó en la conciencia humana la comprensión de que "los hombres, como los peces, están sumergidos en el mar de las emociones". Acuario es conocido además por el símbolo del agua, pues es el "portador de agua". El sexto rayo reunirá todas estas energías en tiempo y espacio: energía de rayo, energía pisceana, energía acuariana y energía del plano astral mismo, lo cual también produce un vórtice de fuerza invocador de energía mental; este factor controlador ha sumergido a la humanidad a un tumultuoso conocimiento de ideologías contradictorias, que ha precipitado un vórtice reflejado en la guerra mundial, siendo responsable de la crisis y del punto de tensión actuales. Este punto crítico de tensión permitirá a los grupos de aspirantes -que hayan pasado la primera iniciación- recibir la experiencia del Bautismo, palabra que se identifica también con el agua. Simultáneamente, grandes masas humanas recibirán la primera iniciación y "en la casa del pan" permanecerán ante el Iniciador.

Por lo tanto, el esperado Cristo iniciará en un futuro inmediato y en preparación para Su venida, dos grupos de aspirantes; este estrecho acercamiento a la humanidad, del Cristo y de la Jerarquía de Maestros, es el complemento de las energías iniciáticas que cristalizan las ideologías en la conciencia humana y fomenta -si puedo expresarlo así- la energía latente del reino de Dios.

En lo que se refiere al iniciado individual que debe recibir la iniciación del Bautismo, el efecto que produce la energía de sexto rayo sobre su naturaleza, es fácilmente observable debido a la extrema potencia del segundo aspecto de la personalidad en los tres mundos, o sea, su cuerpo o naturaleza astral. En las primeras etapas del impacto de la energía de sexto rayo, sobre su naturaleza emocional, se genera un perfecto vórtice de fuerza, entonces sus reacciones emocionales se tornan violentas e impulsivas; sus espejismos se intensifican y ejercen control, y su aspiración asciende constantemente, pero al mismo tiempo se ve limitada y obstaculizada por la fuerza de su devoción a alguna ideología presentida. Más tarde, bajo la influencia de un creciente contacto con el alma (en sí misma, el segundo aspecto de su divinidad esencial), su naturaleza emocional, de deseos y aspiraciones, se tranquiliza y va siendo cada vez más controlada por la mente; su alineamiento se convierte en astral-mental-alma. Cuando se ha logrado este estado de conciencia y las "aguas" del cuerpo astral están tranquilas, y reflejan lo bello y lo verdadero, y cuando sus emociones se han purificado por el intenso autoesfuerzo, entonces el discípulo puede entrar en las aguas bautismales, es sometido a intensa experiencia purificadora que, hablando esotéricamente, le permite "salir para siempre de las aguas, sin estar en peligro de ahogarse o sumergirse"; puede ahora "andar sobre la superficie del mar y seguir sin peligro adelante hacia su meta".

El efecto de la actividad de sexto rayo sobre la naturaleza mental es, como podrán imaginarse, la tendencia ante todo -a la cristalización del pensamiento, la reacción a las ideologías aprisionantes y la mental y fanática adhesión a los ideales de la masa, sin comprender su relación con la necesidad del momento o sus asignados aspectos creadores. Más adelante, cuando el discípulo se prepara para la segunda iniciación, estas tendencias son trasformadas en devoción espiritual hacia el bienestar humano y en adhesión unilateral al Plan de la Jerarquía; entonces toda reacción emocional a la Jerarquía de Maestros se desvanece y el discípulo puede trabajar ahora sin ser obstaculizado por constantes disturbios astrales.

El efecto de la energía de sexto rayo sobre la personalidad integrada del discípulo, podría decirse que produce una condición, donde su naturaleza es definidamente astral-búdica; el esfuerzo emocional unilateral que realiza para orientarse hacia el alma, lo convierte gradualmente en "un punto de tensa aspiración, inconsciente de la crisis, firmemente arraigado en el amor que surge del alma".

Resumiré lo dicho sobre el efecto de la energía de sexto rayo:

1. La energía de sexto rayo trae dos grandes resultados:

a. Una comprensión embrionaria de la naturaleza de la voluntad, que determina la vida del iniciado.

b. Un conflicto pronunciado entre el yo inferior y el yo superior, lo cual revela al iniciado el antiguo conflicto entre la naturaleza emocional y la verdadera comprensión.

Esto produce una reorientación básica de la vida del iniciado y de toda la humanidad

a. El desarrollo de la tendencia a purificar la atmósfera mundial, liberando así la energía de la buena voluntad.

b. El establecimiento de una condición donde la "raza de los hombres" pueda recibir la primera o la segunda iniciación.

c. El repentino y poderoso surgimiento de las ideologías mundiales.

d. La transformación básica en el plano astral, la cual está produciendo puntos de crisis y un punto de tensión.

3. En relación con el iniciado individual, el sexto rayo produce:

a. Una aguda situación donde se genera un vórtice de fuerza.

b. En este vórtice se intensifican todas las reacciones emocionales e ideológicas del aspirante.

c. Más tarde, cuando éstas se apaciguan, el alineamiento del iniciado se convierte en astral-mental-alma.

d. Tiene lugar, en conexión con su vehículo mental, la cristalización de todo pensamiento y la adhesión fanática al idealismo de la masa.

e. Tales tendencias se trasforman después en devoción espiritual hacia el bienestar humano.

f. La naturaleza y expresión de la personalidad se hace definitivamente astral-búdica.

Por lo tanto verán cuán inmediata e importante es la oportunidad que enfrenta la humanidad. Un sin número de hombres darán el primer paso hacia el desarrollo de la conciencia crística y pasarán así por la primera iniciación. A menudo (podría muy bien decir generalmente) esto tiene lugar sin la comprensión consciente del cerebro físico. Esta primera iniciación es, y siempre ha sido, una iniciación masiva, aunque sea individualmente registrada y anotada. Millares de aspirantes en cada país (como resultado de un esfuerzo consciente por comprender) se hallarán ante el iniciador y recibirán la Iniciación del Bautismo. El pan y el agua son los símbolos de estas dos primeras iniciaciones; ambas son esencialidades básicas para la vida en el sentido físico, y también espiritualmente fundamentales en sus implicaciones, y esto el iniciado lo sabe. Ambas iniciaciones son las únicas dos de importancia significativa en la actualidad, dada su proximidad relativa.

El retorno de Cristo trajo a la superficie estas tendencias espirituales subjetivas del género humano y ha hecho posible ambas iniciaciones; la actividad de séptimo Rayo de Orden y de sexto Rayo de Idealismo ha generado en la humanidad la tendencia a la magia blanca de las rectas relaciones humanas. Han fomentado también la tendencia al control ideológico de la conciencia humana. La desaparición de la era pisceana con su tipo de energía, y la entrada al poder de la era acuariana (con sus potentes energías purificadoras y su cualidad de síntesis y universalidad) harán posible el nuevo orden mundial. Por lo tanto, es evidente que la oportunidad que se le presenta a la humanidad nunca fue tan promisoria, y la relación y fusión conjunta de todas estas energías hacen que la manifestación de los Hijos de Dios y la aparición del reino de Dios, sea un acontecimiento inevitable en nuestra vida planetaria.

Poco podremos decir en relación con la humanidad cuando estudiemos las otras energías de rayo y sus efectos iniciáticos. Sólo las dos primeras iniciaciones, que son complementadas por Cristo y están "bajo la aprobación supervisora de la Jerarquía espiritual", podrá recibir la humanidad. La iniciación de la Transfiguración no es todavía para la masa humana. Sin embargo, podemos estudiar los efectos de estos rayos en lo que concierne al discípulo individual, porque las posteriores iniciaciones -desde la tercera en adelante- son administradas por el Señor del Mundo desde Su lugar elevado en Shamballa; en el período mundial actual estas iniciaciones se administran y registran individualmente y se reciben conscientemente y en plena conciencia vigílica.

Por lo expuesto se darán cuenta que necesariamente tengo algo más que decir sobre las primeras tres iniciaciones y sobre los efectos que producen los rayos en el iniciado y en la humanidad, que sobre las iniciaciones superiores cuando entremos a considerarlas. El efecto de los impactos de rayo en las tres primeras iniciaciones llegan por medio del alma y -durante este período- el iniciado es un aspirante esforzado, inspirado y estimulado por la Jerarquía, de la cual va siendo acrecentadamente consciente. Después de la tercera iniciación, que como bien se sabe es en realidad la primer iniciación mayor, la energía de rayo es aplicada (si puedo emplea palabra tan inadecuada) por intermedio de la Tríada espiritual utilizando el antakarana.

Después de la cuarta iniciación, los efectos se sienten predominantemente en el grupo del iniciado y en su campo de servicio allí él constituye un punto de tensión y precipita grandes punto de crisis. Sus propios puntos de crisis y de tensión existen, pero misteriosamente, sólo en relación con la conciencia que tiene de grupo, en el cual desempeña una parte acrecentadamente potente.

Los grupos afectados por el progresivo proceso iniciático, al cual el discípulo está siendo sometido, son tres, y los efectos producidos diferencian y condicionan su servicio grupal, de acuerdo con la iniciación que está pasando; desde este ángulo debemos estudiar la iniciación, los efectos de rayo y los resultados producidos dentro de los tres grupos, y son:

1. El grupo en el cual el iniciado está trabajando en el plano físico y que es la exteriorización (existente en los planos mental y astral) de una fase del trabajo fomentado por el nuevo grupo de servidores del mundo. Los discípulos e iniciados en manifestación física son actualmente miembros de ese grupo, punto focal del esfuerzo actual que realiza la Jerarquía. Por intermedio de ese grupo afluye energía espiritual desde cinco de los ashramas, y son:

a. El ashrama del Maestro K.H., especialmente relacionado con el trabajo de educación.

b. El ashrama del Maestro D.K. (yo), especialmente relacionado con los aspirantes para la iniciación.

c. El ashrama del Maestro R., especialmente relacionado con la reorganización y reconstrucción de Europa, desde el punto de vista de la economía.

d. El ashrama del Maestro Morya, cuando trata de descubrir, influir y dirigir las actividades de los trabajadores en el campo político de todo el planeta.

e. El ashrama del Maestro Hilarión, cuando supervisa los descubrimientos (y su aplicación) en el movimiento científico del mundo actual.

Notarán, por lo tanto, el profundo y difundido interés de este campo de energía, donde la energía de rayo está ahora activa.

2. El grupo que puede considerarse a sí mismo conscientemente como el propio grupo del iniciado, en el sentido de que va influyendo lentamente a quienes lo circundan, reuniendo el personal y formando el núcleo del ashrama mediante el cual algún día servirá al mundo. Quienes reciben la iniciación no crean necesariamente sus propios ashramas, aunque un gran número lo hace. El trabajo de estos iniciados, que no forman un ashrama, es extremadamente misterioso, desde el punto de vista de la humanidad aspirante, y poco puedo decir sobre el tema. Estos iniciados trabajan en conexión con los planes que emanan de Shamballa, de los cuales la humanidad nada puede saber; trabajan con los tres reinos subhumanos de la naturaleza, y cada uno tiene su propio grupo peculiar y específico de iniciados-trabajadores. Si no lo hacen, son transferidos a ciertos grupos de trabajadores dedicados a actividades vinculadas con la evolución dévica o angélica, o en relación con la manifestación de energías sobre las que nada puedo divulgar. Trataremos sólo la expansión de conciencia y la experiencia de esos iniciados que permanecen -en sus actividades y metas- relacionados con la humanidad y con la Jerarquía. Aquí puede señalarse que:

a. El trabajo de la evolución dévica está regido por la energía de rayo del tercer Buda de Actividad.

b. El trabajo de la humanidad está influido por la energía de rayo del segundo Buda de Actividad,
que personifica, en un sentido muy peculiar, la energía condicionante de la Jerarquía.

c. El trabajo con los reinos subhumanos de la naturaleza está regido por el estímulo de energía del primer Buda de Actividad.

Cada una de estas grandes Vidas energetizadoras trabaja por intermedio de ciertos Maestros e iniciados de la sexta iniciación; dichos Maestros trabajan plenamente conscientes en el plano átmico, el plano de la voluntad espiritual; desde ese nivel elevado actúan como agentes transmisores de la energía de uno de los tres Budas de Actividad. Los tres Budas son los Agentes creadores del Logos planetario y los Manipuladores de la Ley de Evolución.

3. El grupo ashrámico del que forma parte el iniciado y dentro del cual su influencia o radiación espiritual, es acrecentadamente sentida.

La percepción del iniciado y su capacidad para trabajar conscientemente dentro de esta triplicidad de grupos, se convierte en el principal objetivo de todos sus esfuerzos, una vez que ha quedado atrás la tercera iniciación. Su radiación magnética y la expresión de sus energías controladoras -previamente a esta etapa de desenvolvimiento- son las del alma, actuando por intermedio de la personalidad. Después de la tercera iniciación esta radiación y la energía expresada se hacen acrecentadamente monádicas y están sujetas a tres etapas:

1. La etapa en la cual el aspecto inferior de la Tríada espiritual (la mente abstracta) llega a ser poderosa como portadora de ideas, que son transformadas por el iniciado en ideales para servir a la humanidad.

2. La etapa en que la razón pura, más la voluntad espiritual, hacen de él un servidor efectivo del Plan y un transmisor, en forma progresiva, del Propósito subyacente en el Plan.

3. La etapa en que la energía monádica pura fluye a través de él, enfocando la voluntad al bien, tal como es registrada por la Jerarquía, y el sentido de universalidad (no como una vaga frase, sino como una potencia específica) en el plano físico.

Un cuidadoso estudio de esta serie de actividades en desarrollo y de expansión de conciencia indicará por qué y cómo nuestra vida planetaria es una inmensa síntesis de actividad ordenada.

Las energías de rayo, al emplear el mundo creado de la forma y el "mundo de formas amorfas" (es decir, los niveles etérico cósmicos de actividad), constituyen la aplicación de un gran proceso de actividad iniciática, que rige, controla y condiciona, cada expresión de la vida divina en todos los reinos de la naturaleza -subhumano, humano y superhumano. El iniciado penetra en este mundo de energías activas en movimiento y en él debe desempeñar conscientemente su parte. Como es bien sabido, actualmente el trabajo del aspirante consiste en llegar a ser un trabajador consciente, autocontrolado y espiritual, que emplea la energía dentro del "círculo no se pasa" de los tres mundos y -como frecuentemente he señalado- actúa primero, controlando su instrumento físico, demostrándolo en la primera iniciación y durante los procesos iniciáticos sucesivos; segundo, controlando su naturaleza emocional sensoria, demostrando ese control en la segunda iniciación; luego, en la tercera iniciación, debe llevar a la actividad visible el elemento mental, funcionando así en los tres mundos como personalidad fusionada con el alma, empleando la mente iluminada como factor fusionador y sintetizador. Realizadas estas cosas, puede -también en plena conciencia- empezar a ser activo, como un "radiante punto de crisis y productor de la tensión necesaria".

Estos tres grupos constituyen esencialmente puntos de tensión planetaria y producen crisis en la vida de los individuos que han sido influidos, y también en la Jerarquía y en la vida planetaria. Así son creadas las condiciones que hacen posible la evolución. Algún día la historia del proceso evolutivo será escrita por un iniciado de la gran Logia Blanca, desde el ángulo de sus puntos de crisis y los subsiguientes puntos de tensión. Esto permite a las formas vivientes, sometidas a este impacto dual, introducirse en mayores zonas de conciencia. Cada reino de la naturaleza puede ser considerado un punto de tensión dentro de la esfera del Ser del Logos planetario, y cada uno -en tiempo y espacio- está en proceso de generar esos puntos de crisis que producirán un potente (y a menudo repentino) progreso en el Sendero de Evolución. Actualmente la humanidad, en su situación actual, constituye un punto de crisis planetaria, generando un punto de tensión tal, que permitirá en breve avanzar en la dispensación de la cultura y civilización de la nueva era. El estudio del aspirante individual va paralelamente.

Estos pensamientos e ideas deberán tenerse en cuenta cuando estudiemos las restantes tres iniciaciones mayores que enfrenta la humanidad común.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Mensaje  Marcelo el Vie 2 Abr - 18:57

Tercera iniciación. La Transfiguración. Quinto Rayo.
La Energía del Conocimiento Concreto.

Debido a que todos los discípulos deben estar centrados en el plano mental y actuar desde ese nivel de conciencia, es de suma importancia la comprensión de este tipo de conciencia. Se dice muy fácil y superficialmente que los discípulos (lógicamente es así) e iniciados deben emplear la mente, y que su polarización debe ser mental. Pero ¿qué significa esto? Daré algunas definiciones concisas de esta energía de rayo, dejando que ustedes la apliquen individualmente y, por el estudio de estos conceptos sobre la mente, aprendan a valorar su propia condición mental.

1. La energía de lo que tan peculiarmente se llama "ciencia concreta", es la cualidad o naturaleza condicionante del quinto rayo.

2. Constituye preeminentemente la sustancia del plano mental. Este plano corresponde al tercer subplano del plano físico, siendo, por lo tanto, de naturaleza gaseosa -si quieren utilizar su analogía como símbolo de su naturaleza. Es volátil, fácilmente dispersiva, y agente receptor de la iluminación, y su efecto puede ser ponzoñoso, pues sin duda existen condiciones en que "la mente es el matador de lo Real".

3. Esta energía se caracteriza por tres cualidades:

a. La cualidad resultante de la relación con la Tríada espiritual es denominada "mente abstracta", y el impacto que la afecta proviene del nivel átmico de la Tríada espiritual, el de la voluntad espiritual.

b. La cualidad que en este sistema solar responde fácilmente al rayo mayor del planeta, el de amor-sabiduría. Tan responsiva es, que -en conjunción con emanaciones de los tres mundos- ha producido la única forma existente en el plano mental. Esta forma, en sentido planetario, es la del reino de Dios y, en sentido individual, la del ego o alma.

c. La cualidad básicamente relacionada con las emanaciones o vibraciones que surgen de los tres mundos, que en forma creadora dan por resultado las miríadas de formas mentales que se hallan en los niveles inferiores del plano mental. Por lo tanto, podría decirse que estas tres cualidades o aspectos del quinto rayo de energía espiritual producen:

El pensamiento puro.
El pensador o el Hijo de la Mente.
Las formas mentales.

4. Esta energía (en lo que concierne al género humano) es la constructora de formas mentales, y todas las impresiones de los planos físico, etérico y astral, la obligan a entrar en actividad en el nivel del conocimiento concreto, con una resultante presentación caleidoscópica de formas mentales.

5. Fundamentalmente es hoy la energía más poderosa en el planeta, porque llegó a su madurez en el primer sistema solar, el de la inteligencia activa.

6. Esta energía admite a la humanidad (y particularmente al discípulo entrenado o iniciado) penetrar en los misterios de la Mente de Dios Mismo. Es la llave "sustancial" para la Mente Universal.

7. Es profundamente susceptible a la energía de amor sabiduría; a su fusión con el aspecto amor le damos el nombre de "sabiduría", porque toda sabiduría es conocimiento obtenido por la experiencia y complementado por el amor.

8. Esta energía, en sus tres aspectos, está relacionada en un sentido particular con los tres Budas de Actividad. Estas grandes Vidas alcanzaron Su actual estado de desarrollo en el sistema solar anterior.

9. Si se la considera como la energía mental de un ser humano -y ésta es una de sus limitaciones menores, aunque sea la mayor para él- es la analogía superior del cerebro físico. Podría decirse que el cerebro existe porque existe la mente, la cual necesita un cerebro como su punto focal en el plano físico.

10. La cualidad de esta energía de conocimiento concreto o ciencia, es dual:

a. Responde extraordinariamente a impresiones que provienen de una u otra fuente.
b. Adquiere rápidamente formas en respuesta a la impresión.

11. Las impresiones recibidas provienen de tres fuentes, siendo secuencialmente reveladas al hombre. Estas son:

a. Impresiones desde los tres mundos; provienen ante todo, del hombre individual, y, luego, de los niveles de conciencia planetaria.

b. Impresiones desde el alma, el Hijo de la Mente, en el nivel de la mentalidad misma.

c. Impresiones desde la Tríada espiritual, vía el antakarana, llegan cuando el antakarana ha sido construido o está en proceso de construcción.

12. Esta energía es esencialmente portadora de luz. Responde -de nuevo secuencialmente en tiempo y espacio- a la luz del Logos. Por esta razón a la mente se la considera iluminada cuando están presentes los contactos superiores, y como iluminadora cuando están implicados los planos inferiores.

13. Esta energía (desde el punto de vista humano) es despertada y llevada a la actividad por la acción de los cinco sentidos, los conductores de la información desde los tres mundos al plano mental. Podría decirse que:

a. Cinco corrientes de energía informativa hacen, por lo tanto, su impacto sobre la mente concreta y emanan del plano físico astral.

b. Tres corrientes de energía, provenientes del alma, hacen también su impresión sobre la mente concreta.

c. Una corriente de energía -durante el proceso iniciático- entra en contacto con la mente. Esta llega de la Tríada espiritual y emplea el antakarana.

14. La energía de este quinto rayo podría ser considerada como sentido común, porque recibe todos estos impactos de distintas energías, las sintetiza, produce orden e interpreta los muchos e incesantes impactos, creando así la multiplicidad de formas a las que damos el nombre de "pensamiento mundial".

15. Esta energía trasforma las ideas divinas en ideales humanos, y relaciona los conocimientos y las ciencias de la humanidad con estos ideales, haciendo de ellos factores maleables en la evolución humana, sus culturas y civilizaciones.

Podría agregar mucho más, pero en lo que antecede he dado una serie de sencillas definiciones que serán de valor cuando estudiemos el desarrollo mental del discípulo, al pasar por el proceso iniciático, nuestro tema actual. También arroja luz sobre los efectos de rayo en la humanidad como un todo. En realidad, esta energía de rayo es lamentablemente concreta en su expresión en nuestra raza Aria -raza que verá a muchas personas recibir la iniciación como nunca en la historia humana y que, en un sentido peculiar, verá además el descenso del reino de Dios sobre la Tierra como resultado del ascenso de muchos, en la escala de la evolución. Así como el discípulo o el iniciado son una personalidad fusionada con el alma, la humanidad -en el plano físico- será también fusionada con el alma, precipitando el reino de Dios y dando nacimiento a un nuevo reino de la naturaleza. Este gran descenso espiritual tendrá como prefacio (si puedo emplear tal palabra) la aparición de Cristo entre los pueblos del mundo y la estupenda afluencia del amor y la sabiduría. La tendencia de las mentalidades esotéricas se refiere siempre a las grandes líneas de fuerza: 1-3-5-7 y 2-4-6. Quisiera que recuerden enfáticamente la relación de los rayos segundo y quinto, del segundo plano, el monádico, y el quinto plano, el mental; la relación de estas energías mayores posibilita la Iniciación de la Transfiguración.

¿Cuál es el efecto de esta energía de rayo sobre toda la humanidad actualmente? El efecto de estas influencias es muy grande y de suprema importancia en la quinta raza raíz, la Aria, de este segundo sistema solar. Pueden observar aquí nuevamente con claridad las analogías que surgen. Quisiera que tengan nuevamente en cuenta:

1. El segundo rayo, el Rayo de Amor-Sabiduría y el quinto rayo, el Rayo del Conocimiento o Ciencia Concreta.

2. El segundo plano, el plano monádico, y el quinto plano, el plano mental.

3. El segundo sistema solar de amor, y la quinta raza raíz, la Aria, de inteligencia activa.

En todas estas relaciones básicas, la quinta en el orden está destinada a ser el instrumento, el vehículo o el factor complementario de la segunda. Al actuar la Mente Universal por intermedio de todos los planos de nuestra consciente vida planetaria, es el agente creador y el factor de construcción de la forma, que hace posible la revelación del amor.

Actualmente, en nuestras era y raza arias, vemos la expresión vital de esta quinta energía de rayo. Cuando empleo la palabra "raza" no me refiero a las diferenciaciones hechas por el hombre ni a las pseudo científicas, respecto a las naciones, razas o tipos, sino a un estado de conciencia aria o conciencia mental, o estado reflexivo; éste tiene sus exponentes y sus "miembros de raza" en cada nación, sin diferencias ni omisiones. Quisiera que lo recuerden cuidadosamente, pues no está por aparecer ninguna raza nueva, desde el ángulo territorial; sólo hay una distribución general de esas personas que poseen las denominadas características de la sexta raza raíz. Este estado de conciencia hallará su expresión en personas tan racialmente separadas como los japoneses y los americanos, los negros y los rusos. Significa que hay una capacidad para actuar con lucidez en el plano mental, comparar las informaciones, interpretar correctamente y relacionar esa información, y crear los necesarios conceptos o formas mentales para posibilitar esas interpretaciones.

Estas formas mentales se clasifican en tres campos principales de pensamiento o zonas de la conciencia de formas mentales.


1. La Ciencia. En esta palabra incluyo todo lo que abarca o se supone que lo hace, el proceso educativo y esa ciencia tan útil como es la medicina.

2. La Filosofía. En su presentación de las grandes ideas condicionantes.

3. La Sicología. En su esfuerzo por justificar a la humanidad y descubrir lo que el hombre es esencialmente y cómo funciona.

Observarán que no he incluido a la religión en este análisis La razón de ello es que si las religiones mundiales fueran realmente controladas por el conocimiento concreto o ciencia, no serían sistemas confusos, especulativos, místicos y controlados por el espejismo, como lo son actualmente. Algún día las mentes de los hombres -iluminadas por la luz del alma- formularán la única religión universal, que será reconocida por todos. Entonces el reino de Dios será conocido por lo que es, otro reino de la naturaleza. Desaparecerán la especulación, el pensamiento anhelante y la aspiración esperanzada. La ciencia del ocultismo es el primer paso en el camino de la verdadera religión, y la investigación científica de la sicología humana ayudará grandemente a ese fin.

Hoy encontramos que esta energía de rayo se expresa principalmente por intermedio de la ciencia -una ciencia lamentablemente envilecida y corrompida por el materialismo y la codicia humana, pero ciencia que (cuando está totalmente animada por la buena voluntad) elevará a la humanidad a niveles superiores de conciencia, sentando las bases para esa época en que la humanidad, en gran escala, podrá pasar la Iniciación de la Transfiguración. Se están dando pasos en esta dirección, y la prensa, la radio y los rápidos medios de transporte, han hecho mucho para acelerar la revelación de esas unidad y Unicidad, características principales de la Mente Universal.

Estos desarrollos pueden ser considerados como pasos iniciales del proceso iniciático para la tercera iniciación -por muy lejos que se halle esa iniciación para la masa humana. La unificación y el creciente sentido de unicidad son los requisitos necesarios para esta iniciación, y es la personalidad integrada quien la recibe. El pecado principal de Rusia, y lo que ha prostituido y desviado el impulso divino inicial, que subyace en la ideología de ese país, es la determinación que demuestra en estos momentos ser separatista y mantener alejado al pueblo ruso de todo contacto con el mundo, complementándolo con el engaño y reteniendo toda información. La naturaleza totalitaria del gobierno ruso no constituye el principal desastre, sino su negativa a desarrollar la conciencia universal. Actualmente, muchos gobiernos son de naturaleza totalitaria, abierta o sutilmente, pero -al mismo tiempo- sus pueblos tienen libre acceso a la prensa y a la radio y no se los mantiene en la ignorancia respecto a los acontecimientos mundiales. Rusia está llegando a expresar en forma destacada la gran herejía de la separatividad. Allí reside su problema -problema que sus gobernantes se niegan a reconocer.

La existencia de una mente cerrada en escala nacional es en extremo peligrosa, como lo es el individuo que está en un "estado mental" también peligroso, cuando se cierra a todo contacto con el mundo, a las noticias y la comprensión mundiales y se niega a aceptar nuevas ideas y nuevos modos de conducta. Afortunadamente, la influencia de esta energía de quinto rayo -que está siempre presente, esté o no el rayo en encarnación- conduce constantemente a la humanidad hacia la iluminación.

Esta energía de rayo actúa siempre en relación con la Ley de las Separaciones. En la actualidad, enormes separaciones entre el pasado y el presente están a la orden del día. La importancia de este enunciado reside en el hecho de que -por primera vez en la historia- la humanidad es consciente de la separación desde el momento en que se produce. Hasta ahora, se han observado las separaciones cuando se ha hecho una retrospección histórica. Hoy los hombres de todas partes son conscientes de que el antiguo orden, las antiguas culturas y civilizaciones, están desapareciendo con rapidez, y universalmente claman por lo nuevo. En todas partes se van sentando las bases para el nuevo orden, y su llegada es amenazada sólo por un país, Rusia, debido a su separatividad (y no a causa de su ideología), y por un grupo mundial en cada país, culpable de la codicia financiera y de la consiguiente agresividad.

Antes de que la humanidad pueda pasar por la Iniciación de la Transfiguración, debe estar activo el nuevo orden mundial y la civilización futura en su punto más elevado. Es inútil considerar esta tercera iniciación en conexión con toda la humanidad o su proceso iniciático preparatorio o el subsiguiente. Todo ello está demasiado lejos en el futuro, hasta para la consideración de la humanidad más evolucionada; sin embargo, hay discípulos avanzados que se están preparando para esta iniciación, y también unos pocos están pasando por el proceso iniciático previo a la cuarta iniciación.

La expresión sobresaliente de esta energía de quinto rayo puede verse en la rápida formulación de muchas ideologías que han tenido lugar desde el año 1900. Tales palabras como fascismo, comunismo, nacional socialismo y el socialismo aceptado por los británicos y los nombres de muchas escuelas de sicología y filosofía, eran desconocidos hace cien años; en la actualidad son temas comunes de difusión y frases del hombre de la calle. La afluencia de esta energía mental al mundo de los hombres, el logro consciente de la capacidad mental de muchos miles de personas y la realización de la polarización mental, por los aspirantes de todo el mundo, se deben todos a la actividad de esta energía de quinto rayo, lo cual puede ser considerado como trabajo preparatorio para la primera y segunda iniciaciones. Algo de este éxito es debido también a la función poco comprendida de esta energía de quinto rayo, la interacción telepática. Pocas personas saben, en mínimo grado, que todo ser humano es naturalmente telepático y que su mente es impresionable; esto también es efecto de la influencia de quinto rayo.

La creación (y debería agregar la supercreación) de millones de cosas materiales que los hombres de todas partes consideran esenciales para su bienestar, es también resultado de la actividad creadora de la conciencia de quinto rayo. Esto es así lógicamente cuando se demuestra en el plano físico, pero cuando sucede en el plano mental, entonces hablamos de ideas, conceptos, filosofías e ideologías; cuando se demuestra en el plano astral, somos conscientes del impulso religioso, del misticismo y de los deseos emocionales y condicionantes. En todas partes estos aspectos están actualmente presentes en la conciencia de los hombres. Todas las cosas se están cristalizando en la conciencia humana, lo cual tiene lugar a fin de que el hombre sea consciente de su ubicación en la escala de evolución y de lo que es correcto y de lo erróneo. Esto también se debe a la influencia de la energía de quinto rayo, la cual comenzará a transformar la vida, los deseos y además los asuntos y actitudes humanos, y conducirá, eventualmente (al mediar la sexta raza raíz), a la gran Iniciación de la Transfiguración, donde quedará revelada la realidad que subyace en todos los fenómenos humanos.

Consideraremos ahora el efecto de esta energía de rayo sobre la vida del individuo, cuando enfrenta la tercera iniciación, la cual como ya dije, es la primera, desde el ángulo de la Jerarquía, y en ella el hombre espiritual demuestra controlar completamente la personalidad. El cuerpo físico ha sido controlado por las disciplinas físicas; la naturaleza emocional ha sido reorganizada y ha llegado a ser receptiva a la impresión espiritual, proveniente del plano de la razón pura (el plano búdico), mediante el proceso de transformación de la mente o quinto principio. A este respecto, la mente ha actuado como organizadora de la reacción astral y como disipadora del espejismo. El discípulo enfoca su conciencia cotidiana en el plano mental, predominando la relación triangular de los tres aspectos de la mente en este plano. En la iniciación siguiente, la de la Renunciación; esta relación se hará dual en vez de triangular, por medio de la destrucción del vehículo del alma, que ya no es necesario. La fusión de la personalidad con el alma es entonces completa.

Durante el proceso iniciático que precede a la tercera iniciación, la mente trabaja en forma nueva. Su trabajo transmutador en el plano físico se ha cumplido; su trabajo transformador en la naturaleza emocional ha sido exitoso, y ahora su trabajo transfigurador en la personalidad como un todo, es llevado adelante, haciendo posible la Iniciación de la Transfiguración. Es de valor para el estudiante considerar estas tres actividades de la mente. El agente transmutador, en el primer caso, es la mente inferior o concreta; el agente transformador es el alma, mientras que el agente transfigurador es la Tríada espiritual, actuando por intermedio de la mente superior o abstracta. Observarán la maravillosa síntesis del trabajo espiritual. Cuando este trabajo ha concluido, llega a ser posible la iniciación de tercer grado. Esto produce impelentes y nuevos contactos. Debe recordarse aquí que, con la palabra "nuevos", quiero significar lo nuevo en conciencia, pues la síntesis básica y la relación fundamental, existen siempre en el reconocimiento efectivo, pero sólo es comprendido progresivamente por el hombre espiritual en evolución.

Es casi imposible diferenciar los resultados de la energía de quinto rayo en los diferentes aspectos de la personalidad, debido a que el iniciado actúa ahora como una personalidad fusionada con el alma y, por lo tanto, los tres aspectos de esa personalidad no son ni más ni menos que agentes del alma, respondiendo progresivamente a la afluencia de la energía triádica. Por lo tanto podría decirse que, como resultado de la Iniciación de la Transfiguración -el punto culminante del desenvolvimiento estrictamente humano-, los tres tipos de energía expresados por medio de la Tríada espiritual, pueden empezar -únicamente empezar- a afluir por intermedio del reflejo de sí misma en los tres mundos. Expondré esto de la manera siguiente:

1. La energía directriz de la mente superior -como resultado de la Iniciación de la Transfiguración y vía el antakarana- es lanzada al cerebro; por lo tanto, el hombre en el plano físico es guiado, dirigido y controlado por el propósito grupal y por el plan jerárquico.

2. La energía iluminadora de la razón pura, que emana del plano búdico, desciende al cuerpo clarificado y organizado, de respuesta sensible, todo lo que queda del denominado cuerpo astral. Esto produce la total liberación del espejismo y la creación de "un límpido depósito de tan razonable respuesta al amor de la relación divina", que el iniciado se convierte en revelador sensible de ese amor.

3. La energía dinámica del plano átmico (el aspecto más elevado de la Tríada espiritual) afluye a la mente, y empieza lentamente a revelar la voluntad al bien, que es esencialmente la voluntad de Dios.

Detrás de estas tres diferenciaciones que son todas expresiones o aspectos de la mente divina o universal, el iniciado siente tenuemente o llega a darse cuenta conscientemente, de lo que se ha denominado Mónada, Espíritu o Vida. Ello es sutilmente revelado en la Iniciación de la Transfiguración recibida por el Maestro Jesús, que, en bien de la humanidad, volvió a pasar por las cinco iniciaciones humanas. En esta representación dramática de la tercera iniciación, los tres discípulos (o los tres vehículos de la personalidad) se prosternaron, y el Maestro Mismo (la personalidad glorificada) se transfiguró ante ellos. En este punto culminante oyeron lo que se llama "la voz del Padre" hablándole a Jesús transfigurado.

La personalidad es poseedora entonces del conocimiento, pues la energía del quinto rayo ha hecha su trabajo necesario; el discípulo es también consciente de que está en posesión de la sabiduría, que le permite utilizar el conocimiento para desarrollar el Plan y, por lo tanto, actuar como factor iluminador en el mundo de los hombres. Sabe con claridad de lo realizado, y presiente algo de lo que hay por delante. El gran principio de la separación (que rige el quinto rayo) es el factor dominante en su sentido del tiempo; distingue ya agudamente entre el pasado y el presente y lo que debe ser comprobado en el futuro. La separación, en el sentido de separatividad, ha terminado para él, y ya siente y conoce algo de la unidad esencial de toda vida manifestada; por lo tanto, desde el ángulo del espacio, ha dominado y vencido la separación y división; en el sentido del tiempo no lo ha hecho. La gran herejía de la separatividad ya no existe en su conciencia, sin embargo, la conciencia del proceso iniciático aún no ha terminado, pues eso involucra el reconocimiento del tiempo.

Durante el proceso iniciático entre la segunda y la tercera iniciación, el iniciado debe luchar contra la ilusión, en el mismo sentido que lo hizo anteriormente cuando tuvo que hacerlo contra el espejismo. La ilusión es, en último análisis, el control de los procesos mentales por las grandes y masivas formas mentales; este conflicto persiste desde el momento que el discípulo logra la polarización mental (en el punto medio entre la segunda y tercera iniciaciones), hasta que se presenta ante el Iniciador en la sexta Iniciación de la Decisión, donde desaparece la última ilusión. Se darán cuenta y quizás comentarán que hasta los Maestros están, por lo tanto, sujetos a la ilusión. Definidamente lo están, y hay grandes y básicas ilusiones que rigen la vida dentro de la Jerarquía. No obstante, son ilusiones de orden tan elevado que -para la humanidad avanzada- significaría la realización. Sólo puedo dar un ejemplo de dicha ilusión, aunque resultará claro y suficiente. Recién en la sexta Iniciación de la Decisión desaparece finalmente la ilusión del "círculo no se pasa" planetario. Entonces el Maestro sabe que tal limitación no existe. Para Él, la elección entre los siete senderos se hace posible. Esta ilusión básica constituye para el género humano un gran misterio jerárquico, y está basada en el Principio de Privación, mediante el cual el Logos planetario elige circunscribir Su libertad y limitar Sus actividades.

Esta curiosa libertad de limitaciones sucesivas es experimentada en la tercera, sexta y novena iniciaciones; las tres, en forma misteriosa, están relacionadas entre sí. La Transfiguración conduce eventualmente a la Decisión, que culmina a su debido tiempo en la Negación final de aceptar limitaciones planetarias de cualquier tipo.

Será evidente que cuanto más elevada sea la iniciación tanto menos control, o conexión con la personalidad, tendrá la energía involucrada. Fusiones progresivas y reconocidas tienen lugar al pasar una iniciación tras otra; el efecto de la energía involucrada será observado en relación con toda la humanidad, con el trabajo del ashrama en la Jerarquía y con la vida planetaria. Esto debe tenerse siempre presente y necesariamente limitará el alcance de la enseñanza que pueda impartirles.

Resumiré ahora los efectos de esta energía de quinto rayo en relación con la humanidad y el iniciado individual:

1. He dado, ante todo, quince datos informativos, acerca de esta energía de quinto rayo o quince definiciones de su actividad, lo cual merece un cuidadoso estudio.

2. El efecto de esta energía de quinto rayo sobre la humanidad, en esta quinta raza raíz, ya fue considerado; se observó que el efecto ario era dominante y dinámico en extremo y que ha acelerado grandemente la evolución humana.

3. He señalado la estrecha relación entre el amor y la mente como

a. segundo y quinto rayos,
b. segundo y quinto planos,
c. segundo sistema solar y quinta raza raíz.


En todas estas relaciones, la quinta, en orden correlativo, constituye el agente principal y revelador del segundo tipo de energía espiritual

4. La energía de quinto rayo produce tres zonas principales de pensamiento o tres condiciones importantes, en las cuales se expresa la energía creadora de formas mentales:


a. Ciencia,,,,,,,,educación,,,,,,..,,,,medicina.
b. Filosofía,,,,,,ideas,,,,,,,,,,,,,,,,,,,ideales.
c. Sicología,,,,,,en proceso de desarrollo moderno.


5. Esta energía de quinto rayo actúa en conexión con la Ley de las Separaciones.

6. Es también responsable de la rápida formación de grandes ideologías condicionantes.

7. Es además el factor importante para posibilitar la primera iniciación principal (la de la Transfiguración).

8. La energía de quinto rayo actúa de tres maneras, en relación con los tres aspectos de la personalidad:

a. Como agente transmutador .... el cuerpo físico.
b. Como agente transformador ... el cuerpo astral.
c. Como agente transfigurador ... el cuerpo mental.


He dado aquí mucho material para reflexionar; señala la meta de la personalidad y el medio por el cual se alcanza dicha meta. Después de la tercera iniciación, vamos conscientemente hacia expansiones superiores de conciencia y entramos en el reino de las ideas, que al discípulo no le es fácil apreciar o comprender. Gran parte de lo que diré sobre la energía de rayo y las iniciaciones superiores, significará muy poco para muchos, pero tendrá gran significado para la conciencia iniciática. Los iniciados del mundo vendrán a la encarnación en esta época y leerán mis palabras al final de este siglo, con gran comprensión.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Mensaje  Marcelo el Vie 2 Abr - 19:02

Cuarta Iniciación. La Renunciación. Cuarto Rayo.
La Energía de Armonía a través del Conflicto.

Nuestro estudio de hoy es de profundo interés y tiene mucho que ver con la actual situación mundial. Quisiera aclararles dos hechos importantes:

1. Que la guerra mundial (1914 1945) fue completamente inevitable, aunque el conflicto pudo haber permanecido en niveles mentales, si la humanidad hubiera decidido correctamente.
2. El hecho de la inevitabilidad del retorno de Cristo en esta era y en un futuro relativamente inmediato.

Me ocupo aquí de una ley inmutable, porque las energías de los diversos rayos actúan de acuerdo a la ley; por lo tanto, lo único que puede hacer la humanidad es aceptarlo, determinando sólo lo que podría denominarse el lugar o la esfera de actividad de estos dos importantes acontecimientos. La determinación del género humano de luchar en el plano físico por las cuestiones involucradas en la guerra mundial, determinó automática y simultáneamente, la esfera de actividad de Cristo -intentaré demostrarlo. De muchas maneras, esta instrucción particular es una de las más importantes que he dado hasta ahora, debido a sus implicaciones esenciales y evidentes. Por lo tanto, estudiaremos la Cuarta Iniciación y su relación con el Cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto.

Este cuarto rayo, como se ha dicho varias veces, está fuera de encarnación, en lo que concierne a los egos de los hombres o almas que han encarnado. Desde otro ángulo, sin embargo, está siempre activo y presente, porque es el rayo que rige al cuarto reino de la naturaleza, el reino humano en los tres mundos de la evolución estrictamente humana.

Es la energía dominante, ejerciendo presión sobre el cuarto reino; presión ejercida principalmente hacia el fin de la cuarta raza humana, la atlante; en esa época, los hombres comenzaron a evidenciar un creciente sentido de responsabilidad y por lo tanto la facultad de demostrar una elección discriminadora. Esto, en la cuarta raza, condujo a la gran guerra que culminó en el Diluvio, cuya evidencia se halla en todas partes del mundo, estando atestiguado en la mayoría de las Escrituras mundiales. En esa era, el mundo que entonces los hombres conocían, estaba ampliamente involucrado, y también implicados los Adeptos de las Logias Negra y Blanca, y tuvo lugar la primera gran lucha entre los exponentes del mal y las Fuerzas de la Luz, lo cual no fue concluyente, y la derrota se evidenciaba más por el lado del bien que por el del mal. Bajo el simbolismo del Diluvio, los estudiantes podrán observar que la lucha estuvo enfocada principalmente en el plano astral, aunque históricamente se libró en el plano físico, dando por resultado la destrucción del mundo por el agua, como podrá expresarse también simbólicamente.

En la guerra culminante del pasado inmediato, el plano mental fue el foco de las fuerzas amalgamadas, porque la guerra en realidad constituyó un choque de ideologías y ha sido más el resultado del pensamiento del hombre que de sus deseos emocionales. Por consiguiente involucró automáticamente los tres niveles de la actividad humana y se libró en el plano físico, aunque impulsada desde el plano mental. Esta vez estaba implicado el símbolo del fuego en vez del de el agua, y este fuego condujo a la destrucción de hombres y ciudades por el fuego (literalmente, "fuego desde los cielos"), por la evocación de las emociones ardientes tan prevalecientes en los concilios de los hombres en la actualidad; la sequía del año 1947 que quemó los suelos de Europa y Gran Bretaña, fue precedida -en forma curiosa- por las inundaciones y las lluvias de la primavera anterior, evidenciándose así la repetición de los ciclos, repetición característica del proceso natural, quedando registrada cada etapa de la evolución humana, y produciendo un punto culminante que señala así el pasado y el presente, pero dejando (como sucede ahora) encerrado en el futuro los procesos determinativos del pensamiento y la planificación del hombre. Como el hombre piensa y decide "en su corazón", así será el futuro de la humanidad, pues el mismo proceso individual se repite para todo el género humano.

Quisiera abarcar este tema clasificándolo en varias partes:

1. El tipo particular de energía involucrada y su efecto iniciático. Esto concierne al Principio de Conflicto contenido en la actividad del cuarto rayo.
2. El efecto sobre la entera humanidad. La "Iniciación de la Renunciación" es una expresión del resultado de la actividad de este Principio.
3. El factor de segundo Rayo de Amor-Sabiduría, al controlar básicamente al cuarto rayo y complementar el retorno de Cristo, porque está involucrado el poder del centro cardíaco.
4. El efecto de este cuarto rayo en el mundo moderno de naciones y de organizaciones fundamentales.
5. El resultado de la actividad de este cuarto rayo sobre el discípulo individual:
a. En los tres aspectos de su naturaleza: física, emocional y mental.
b. En la personalidad fusionada con el alma.
6. Resumen de todo el tema y una predicción de las posibilidades futuras.

Trataré de considerar este tema lo más concisamente posible, haciéndolo excesivamente breve, o tan breve como su importancia histórica y su ángulo definido lo permita. Toda la historia humana ha sido condicionada por el cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto, y este rayo ha determinado el "círculo no se pasa" dentro del cual la humanidad debe trabajar.

El efecto de este rayo es en la actualidad de naturaleza predominantemente grupal y no hay -excepto en las filas de discípulos de la Gran Logia Blanca- almas de cuarto rayo en encarnación. Cuando la humanidad haya decidido la meta y el método de reconstrucción y de reorganización, que deben tener lugar dentro de la periferia del "círculo no se pasa" del cuarto rayo, entonces (si la decisión de la humanidad es correcta y no se posterga) muchas almas de cuarto rayo reasumirán la encarnación y completarán la decisión humana. Esto marcará una gran encrucijada en la historia de la humanidad y permitirá que la energía del séptimo rayo sea dirigida con mayor ventaja.

Este proceso culmina cuando el hombre recibe la cuarta iniciación, la Gran Renunciación, y la humanidad lo hará en un futuro distante; este "punto de surgimiento" se alcanza por la correcta decisión y como resultado de la correcta aplicación del Principio de Conflicto.

La Iniciación de la Renunciación…Cuarta Iniciación,
......El Principio de Conflicto.
............Regido por el Cuarto Rayo.
..................Activo en el Reino humano, el cuarto.
........................Que conduce a la correcta discriminación.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Mensaje  Marcelo el Vie 2 Abr - 19:04

Resumen y Predicción

En relación a la 4ta iniciacion
Resumiré ahora algunos de los puntos importantes de esta instrucción:


1. El cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto es el factor controlador de los asuntos humanos de todos los tiempos y, particularmente, hoy.
2. El Principio de Conflicto es el agente del Principio de Armonía y produce las tensiones y tirantez que conducirán, finalmente, a la liberación.
3. La gran Iniciación de la Renunciación, más las numerosas y pequeñas renunciaciones, son el resultado del conflicto interno y preceden siempre a la liberación de la armonía y la paz.
4. El conflicto produce: Guerra Renunciación Liberación.
5. La humanidad está sujeta a las crisis de discriminación, que conducen a la correcta elección. Este problema que actualmente enfrenta la humanidad, llevará a una crisis dentro de las Naciones Unidas.
6. La Jerarquía está sujeta a las crisis de decisión, que conducen a la percepción del Plan, a participar en el Propósito y a evitar el mal.
7. El Principio de Conflicto actualmente está activo en todas: las naciones, religiones y organizaciones, produciendo el surgimiento de la nueva era.
8. El conflicto produce puntos de crisis, luego un punto de tensión y, oportunamente, un punto de surgimiento.
9. El Principio de Conflicto prepara el camino para el retorno de Cristo, que inaugurará la nueva era de armonía.
10. El Cristo vendrá de tres maneras diferentes, por:
a. la influencia ejercida sobre los discípulos y aspirantes, en el plano mental,
b. la afluencia del amor o conciencia crística sobre las masas, en el plano emocional,
c. la reconocida Presencia física de Cristo en la Tierra.
11. Ciertas naciones están actualmente desgarradas por el conflicto, pero avanzan hacia la armonía; otras son puntos focales de discordia, sirviendo así al Principio de Conflicto.
12. La U.R.S.S., los EE.UU. Y el R.U., constituyen un triángulo de energía gobernante que, una vez establecidas las rectas relaciones, puede crear, creará y fomentará rectas relaciones humanas entre los hombres.
13. La raza judía es un símbolo de la humanidad en su sentido masivo. En la resolución de su conflicto y en la iniciación de la correcta acción tendrá lugar un gran avance en la liberación humana.
14. Cuando aprenda a armonizarse por medio del conflicto el discípulo individual, dará un ejemplo que ayudará definitivamente a toda la humanidad.

¿Qué puedo profetizar y qué puedo predecir en relación con los asuntos humanos y el futuro de la raza?

Quisiera recordarles que ni siquiera la Jerarquía de almas espirituales y liberadas, la Iglesia de Dios invisible, sabe el camino que la humanidad elegirá. Las tendencias generales son vigiladas y las posibilidades consideradas, las energías que afluyen a la familia humana son dirigidas y manipuladas y las condiciones pueden ser frecuentemente reajustadas, pero los hombres deciden por sí mismo la acción directa, hacen su propia elección y ejercen sin impedimento el libre albedrío que pueden poseer en un momento dado. No profetizo, porque no sé. Sin embargo, puedo decir que las cuestiones en juego van siendo ahora tan claras que la correcta decisión es más posible que en cualquier otro momento de la historia humana. Por lo tanto, a menos que las tensiones emocionales sean demasiado agudas, la humanidad decidirá eventualmente la correcta acción a emprender. Sin embargo, las emociones son muy intensas y las personas espirituales del mundo no están lo suficientemente despiertas como para manejarlas. La activación y el despertar de la naturaleza crítica de la época y de los problemas mundiales son una necesidad inmediata, y todos los hombres de buena voluntad deben considerarlos como su primordial deber.

Como he dicho anteriormente, si las tendencias que se están estableciendo ahora se desarrollan correctamente, la Jerarquía no prevé la inminencia de la guerra; la guerra puede ser evitada si las naciones se ocupan plenamente de la tarea de reconstrucción y si se inaugura un programa educativo de rectas relaciones humanas, llevándolo a cabo muy sistemática y cuidadosamente. Haciendo hincapié sobre las relaciones subjetivas entre las naciones e ignorando las fricciones externas y los desacuerdos objetivos, puede tener lugar una gran fusión de intereses humanos, lo cual será unificador y duradero; si se ve con claridad la brecha entre la separatividad y las rectas relaciones, los hombres sabrán por sí mismos la acción a emprender.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Mensaje  Marcelo el Vie 2 Abr - 19:13

Quinta Iniciación. La Revelación. Primer Rayo.
La energía de la Voluntad al bien. Poder.

Esta iniciación ha sido denominada, en la iglesia cristiana, la Resurrección, aunque la séptima iniciación constituye la verdadera resurrección. El nombre correcto para la quinta es la Iniciación de la Revelación; significa el poder de manejar luz, como portadora de vida a los tres mundos, y también el conocimiento del siguiente paso a dar en el Camino de Evolución Superior. Este Camino se le revela al iniciado en una nueva luz y con una significación totalmente diferente cuando recibe la quinta iniciación. Es el real momento de surgimiento desde la tumba de la oscuridad, y constituye la entrada en una luz, de naturaleza totalmente distinta a cualquier otra experimentada hasta ahora.

Desarrollo y revelación o (si lo prefieren) una revelación en desarrollo, forma esencialmente el tema y el objetivo de toda actividad sobre nuestro planeta. Esto nos da un indicio acerca de la meta del Logos planetario. Toda vida, desde el primer descenso del alma a la encarnación, es sólo una serie de revelaciones, las cuales conducen a la revelación acordada en la quinta iniciación La relación entre la quinta y la séptima iniciaciones es excesivamente profunda y misteriosa. La revelación acordada en la quinta iniciación hace posible la séptima iniciación. El Maestro, al surgir a la luz del día en la quinta iniciación, llega a comprender en esa luz:

1. La verdadera significación hasta entonces desconocida de los tres mundos, observados casi enteramente desde el ángulo del significado. Ahora su significación es evidente y la revelación es tan enorme que "se retira al mundo de la luz y se une a Sus hermanos. Reúne todas sus fuerzas y busca nueva luz sobre el Plan. Esa luz brilla, y por la fuerza de su poder revelador, surgen nuevas adhesiones, se ven nuevas metas y aquello que es y lo que debe ser se pierden ambos en la radiante luz de la revelación".

2. Que la primera vibración o energía influyente del rayo cósmico de la prevaleciente energía, en su aspecto más elevado, es Rayo de Amor Sabiduría y ahora ha entrado en contacto con ella, lo cual ha sido posible por la respuesta del Maestro al primer Rayo de Poder o de Voluntad al bien, experimentada en su segundo aspecto en la quinta iniciación. Recuerden que todos los rayos tienen tres aspectos y que la conciencia humana del hombre espiritual puede entrar en contacto con los tres, poniendo así a su disposición las energías de los siete rayos y de las veintiuna fuerzas. Esta síntesis es revelada en la quinta iniciación y -como he dicho anteriormente- la combinación de estas fuerzas produce la Ascensión; todavía ustedes no pueden captar este grandioso misterio. Desde la cima del Monte de la Ascensión la luz se vierte sobre el Plan jerárquico de tal manera, que el propósito existente en la mente del Logos planetario es (por primera vez) verdaderamente captado.

3. Desde esa altura también es revelado el misterio del alma humana, y un gran diseño triangular podrá verse relacionando al espíritu humano con el mundo de las formas, con la Jerarquía unida y con la Cámara del Concilio del Señor. No puedo extenderme más, porque no debemos alejarnos demasiado de nuestro estudio. Sólo puedo decirles una cosa: desde ese lugar elevado, atma budi manas (voluntad, amor y acción inteligente) y en actividad conjunta, puede ser vista la teoría de un Plan existente y la creencia en los tres aspectos divinos, o en la Trinidad de Energías, se manifiesta en forma efectiva.

El primer Rayo de Voluntad o Poder se caracteriza por la más elevada cualidad divina conocida (hay otras más elevadas aún). En la palabra BUENA VOLUNTAD reside oculto el propósito secreto del Logos planetario. Es llevado lentamente a la atención de la humanidad por medio de tres frases: Dios es Amor. Buena Voluntad. Voluntad al Bien. Estas tres frases en realidad se relacionan con los tres aspectos de primer rayo.

Cuando un Maestro recibe la quinta iniciación, ya conoce la significación de los dos primeros aspectos y debe llegar a ser conscientemente consciente del aspecto superior: la Voluntad al bien. Ha desarrollado en Sí Mismo "el amor necesario para la propia salvación, y la de quienes Él ama, Sus semejantes"; todas sus acciones y Su pensamiento están calificados por la buena voluntad en un sentido esotérico, y la significación de la Voluntad al bien está ante Él, y le será revelada posteriormente.

Como este primer rayo no está en encarnación en la actualidad y, por lo tanto, las almas que pueden expresarlo plenamente están ausentes, todo el tema respecto a este tipo de energía y su influencia y cualidad, es muy difícil de expresar cuando se relaciona con las energías y las fuerzas. Cada gran rayo al venir a la encarnación, trasforma el lenguaje del ciclo, enriquece el vocabulario existente y trae nuevo conocimiento a la humanidad; las muchas civilizaciones -pasadas y presentes- son el resultado de esto.

Quisiera que consideren la relación de la quinta iniciación, el quinto Rayo de la Ciencia y el primer Rayo de Voluntad, porque allí reside la clave de la revelación acordada al iniciado Maestro.

Como podrán ver, nos aventuramos a invadir reinos que están mucho más allá de la comprensión de ustedes, pero el esfuerzo por captar lo inalcanzable y ejercitar la mente en el pensamiento abstracto, siempre es valioso.

Debe recordarse por lo tanto (y lo reitero), que la revelación acordada al discípulo iniciado es en la línea del primer rayo de Voluntad o Poder, rayo que está aún muy lejos de la plena manifestación. Desde un ángulo, se halla lógicamente siempre en manifestación, pues este rayo mantiene al planeta y a todo lo que existe en él, en un todo coherente manifestado; el esfuerzo evolutivo en cumplir el propósito divino constituye la razón de esta síntesis coherente. El primer rayo siempre complementa ese propósito. Desde otro ángulo, es cíclico en su manifestación; aquí quiero significar desde el ángulo de la manifestación reconocida -esto sucede en la actualidad.

MARCELO: La frase final de Cristo "Padre mas hágase tu Voluntad y no la mía" no comprendida por la humanidad y tenuemente comprendida por el "iniciado mayor" o "Maestro" que acaba de recibir la 5ta iniciación y comienza a captar en su vida el significado del 1er rayo de "voluntad y poder" desde la monada o espíritu puro.


sunny

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Mensaje  Hazma Qi el Vie 9 Abr - 20:15

Está muy bueno el título; en cada iniciación nos acercamos un pasito más al Cristo.
Cada iniciado expresa una medida de amor, de comprensión de la vida, de sabiduría, que es proporcional a su evolución. A más comprensión, más cercanía al Cristo y más elevación. Suena simple, ojalá cada vez lo sea más para todos.

Hazma Qi
Admin

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 06/01/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La significación de las iniciaciones en relacion a Cristo

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 6:45


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.