Los 7 Rayos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los 7 Rayos

Mensaje  Marcelo el Miér 25 Ago - 2:41

Los 7 Rayos


1er. RAYO. -
La energía de Voluntad o Poder. Este rayo está destacadamente relacionado con ese aspecto de la voluntad que conquista a la muerte, sin embargo, es el Rayo del Destructor. Sobre esto les recordaré que la actitud humana de que la muerte es el destructor, presenta un punto de vista limitado y erróneo. El primer rayo destruye a la muerte, porque en realidad no existe tal cosa; ese concepto es parte de la Gran Ilusión, una limitación de la conciencia humana, y está básicamente relacionado con el cerebro y no con el corazón, por extraño que parezca. Es, en un verdadero sentido, “una ficción de la imaginación”. Cavilen sobre esto. La abolición de la muerte y la destrucción de la forma es una manifestación de primer rayo, que en realidad trae la muerte de la negación e inaugura la verdadera actividad. Es la energía que puede ser llamada “incentivo divino”; es la vida que reside en la simiente, que destruye sucesivamente todas las formas, a fin de que pueda efectuarse la fructificación final. Ésta es la clave del primer Rayo. Es la Voluntad de Iniciar.
Hoy, en lo que a la humanidad concierne, su más elevada realización es la iniciación.

2do. RAYO. -
La energía de Amor-Sabduría. Esta energía fundamental es la voluntad de unificar, sintetizar, lograr coherencia y atracción mutua y establecer relaciones, pero -recuerden esto- son relaciones totalmente independientes de la conciencia de la relación o la realización de la unidad. Es la unificación tal como se ve desde el principio, que existe siempre y eternamente en la Mente de Dios, Cuya voluntad abarca el pasado, el presente y el futuro y Cuya mente no piensa en términos de evolución o de proceso. El proceso es inherente a la simiente; el anhelo de evolucionar acompaña inevitablemente la vida en manifestación. Es la Voluntad de Unificar.
Hoy, en lo que a la humanidad concierne, su expresión más elevada es la visión mística.

3er. RAYO. -
La energía de Inteligencia Activa. Es la voluntad del propósito condicionado. Los factores que se desarrollan por su intermedio llevan a cabo enérgicamente el plan reconocido, con una meta inteligente, concebida con un incentivo activo, que lleva adelante el proceso inteligentemente, por la fuerza de su propio impulso. Vuelvo a recordarles que no me refiero a la conciencia humana, sino a la totalidad de esa empresa que supedita a la materia y la adapta a la idea básica en la mente de Dios. Pero ningún ser humano es aún capaz de concebir esa idea. Nadie sabe cuál es la voluntad de Dios ni la naturaleza de Su propósito inteligente. Es la Voluntad de Evolucionar.
Hoy, en lo que a la humanidad concierne, su expresión más elevada es la educación, o el desarrollo progresivo por medio de la experiencia.

4to. RAYO. -
La energía de Armonía a través del Conflicto. Ésta es fundamentalmente la voluntad de destruir las limitaciones, que no es lo mismo que la voluntad de destruir la negación, como en el caso del primer rayo, pero es un aspecto similar a ése. No me refiero al aspecto conciencia que reconoce y se beneficia de esa lucha, sino a la energía inherente a todas las formas, y particularmente fuerte en la humanidad (porque el hombre es autoconsciente), que produce, ineludible e inevitablemente, la lucha entre la vida y lo que ha elegido como limitación; esto oportunamente destruye o rompe esa limitación en el momento en que se logra una verdadera armonía o unificación. Esotéricamente podría decirse que cuando la forma (limitación) y la vida se equilibran, aparece inmediatamente una brecha, y a través de ella fluye una fresca emanación de la voluntad. Cristo tuvo que morir porque había logrado la armonía con la voluntad de Dios, entonces, “el velo del Templo se rasgó en dos de arriba a abajo”. Aquí aparecerá la significación de esta fresca emanación de la Voluntad; el escenario está preparado para una nueva y fresca actividad del principio viviente. En lo que a la humanidad se refiere, las “simientes de la muerte” emergen por intermedio de este rayo, y la inexorable parca, la muerte, no es más que un aspecto de la voluntad, condicionado por el cuarto rayo que emerge del cuarto plano. La muerte es un acto de la intuición, trasmitido por el alma a la personalidad y que, luego, de acuerdo a la voluntad divina, lo lleva a cabo la voluntad individual. Ésta es la Voluntad de armonizar.
Hoy, en lo que a la humanidad concierne, su expresión más elevada es la intuición, cuando se expresa a través de la actividad grupal. Siempre la muerte libera al individuo para que entre en el grupo.

5to. RAYO. -
La energía de la Ciencia Concreta o Conocimiento. Para comprender esta expresión de la voluntad divina, el estudiante debe recordar el aforismo ocultista que dice “materia es espíritu en el punto inferior de la manifestación y espíritu es materia en su punto más elevado”. Básicamente, esta voluntad puede producir concreción y, sin embargo, al mismo tiempo constituir el punto donde espíritu y materia se equilibran y equiparan. Ésta es la razón de por qué la perfección humana se lleva a cabo conscientemente en el plano mental, el quinto plano; esto lo lleva a cabo el quinto rayo, y en ese plano tiene lugar la liberación, al recibir la quinta iniciación. Ésta es la voluntad inherente a la sustancia, y pone en actividad a todos los átomos con los cuales están construidas las formas. También está estrechamente relacionada con el primer sistema solar, aunque va liberando a esos miembros de la familia humana que constituirán el núcleo alrededor del cual se construirá el tercer sistema solar. La energía de este rayo es inteligencia; es la simiente de la conciencia, pero no de la conciencia como la entendemos nosotros; es la vida inherente a la materia y la voluntad para trabajar inteligentemente; es ese algo viviente para lo cual no tenemos denominación, producto del primer sistema solar. Constituye uno de los principales haberes de Dios, el Padre, y también de la Mónada humana. Es la Voluntad de Actuar.
Hoy, en lo que a la humanidad concierne, su más elevada expresión es la liberación -por medio de la muerte o la iniciación.

6to. RAYO. -
La energía de la Devoción o del Idealismo. Es la voluntad que personifica la idea de Dios. Proporciona el poder motivador que se halla detrás de la actuación de lo que pueda ser el propósito de la creación. No tenemos aún ni la más mínima idea de lo que ese- propósito puede ser. Un ideal está relacionado con el aspecto conciencia, en lo que a los seres humanos se refiere. Una idea se relaciona con el aspecto voluntad. Este rayo personifica una potencia dominante. Expresa el deseo de Dios y es la energía básica que emana del plano astral cósmico. Oculta el misterio que contiene la relación entre la voluntad y el deseo. El deseo se relaciona con la conciencia. La Voluntad no. Sin embargo, no estamos considerando la conciencia, sino esa fuerza impersonal que impulsa adelante a través de los siete planetas de nuestro sistema solar y hace de la idea de Dios un hecho consumado en el Eterno Ahora. ¿ Significa algo este enunciado para ustedes? Presumo que muy poco; es la enunciación básica de una realidad oculta, respecto a la energía cuando se expresa en forma excepcional y peculiar, por intermedio de la humanidad. Recordaré aquí un enunciado de La Doctrina Secreta, “una idea es un Ser incorpóreo que no se sustenta por sí misma, pero da figura y forma a la materia informe y se convierte en la causa de la manifestación”. Esta afirmación nos lleva directamente a Dios Padre, a la Mónada, al Uno. En consecuencia, está relacionada con la Voluntad y no con la conciencia. La conciencia es en sí el reconocimiento de un plan progresivo. La Voluntad es la causa, el Principio energetizante, la Vida? el Ser. Ésta es la Voluntad de Causar.
Hoy, en lo que a la humanidad concierne, su expresión más elevada es el idealismo, el incentivo y la causa de la actividad humana

7mo. RAYO. -
Es la energía de Orden Ceremonial. Constituye una expresión de la voluntad que impele hacia la manifestación externa; contiene en sí la periferia y el punto en el centro. Es la voluntad para “la síntesis ritualista”, si puedo expresarlo así; la Necesidad es el principal factor condicionante de la naturaleza divina -la necesidad de expresarse a sí mismo; la necesidad de manifestarse en forma rítmica y ordenada; la necesidad de abarcar “lo que está arriba y lo que está abajo” y, por medio de esa actividad, producir belleza, orden, perfectas totalidades y correctas relaciones. Es la energía impulsora que emana del Ser cuando aparece, toma forma y vive. Es la Voluntad de Expresar.
Hoy, en lo que a la humanidad concierne, su expresión más elevada es la organización.

En los enunciados que anteceden, respecto a los rayos, pueden ver que todo el círculo de su actividad es completo desde el ángulo de Dios, el Padre; la voluntad para iniciar la manifestación y su expresión progresiva resultante, se une con la voluntad para lograr la plena realización y la energía del Ser mismo -llega hoy en tiempo y espacio (en la mente de Dios) a la plena consumación.


Las Notas Claves de los Siete Rayos y el Aspecto Voluntad.

Las notas claves de los siete rayos, debido a que constituyen la revelación de los siete Grandes Seres, son:

Iniciación. Unificación. Evolución. Armonización. Acción. Causación. Expresión.

Éstas son las notas clave para la humanidad, en su punto actual de desarrollo evolutivo; cuando estas siete energías actúan en la conciencia humana, en un esfuerzo por producir y evocar el aspecto Voluntad en el hombre avanzado, producen:

Iniciación. Visión. Educación. Intuición. Liberación. Idealismo. Organización.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Los 7 Rayos

Mensaje  Hazma Qi el Miér 25 Ago - 21:42

Hay un test que saca una hipótesis sobre cuáles podrían ser nuestros rayos. Se llama PIP 2 y está en inglés; tiene unas 130 preguntas.
Se puede bajar por internet buscándolo en Google, pero el autor pide una donación voluntaria antes de utilizarlo.
Otra recopilación es The Tapestry of the Gods, por Michael Robbins, tomos I y II. Allí se describe minuciosamente cada rayo en el nivel del alma, personalidad, mental, emocional y físico, así como las distintas relaciones entre los rayos de la personalidad y el alma. También en inglés.
El libro "Los Siete Rayos" de Ernest Wood tiene traducción al castellano.
Y las obras del Tibetano, naturalmente.
En el blog del Grupo Logos se han publicado dos artículos generales sobre los rayos:
http://logosastrologiaesoterica.blogspot.com/2010/04/siete-pensamientos-simiente-sobre-los.html
http://logosastrologiaesoterica.blogspot.com/2010/03/los-siete-rayos-en-el-individuo-y-la.html
Es útil conocer los rayos propios; en realidad las técnicas anteriores a veces dejan de lado la intuición, que es fundamental. Parvathi Kumar, por ejemplo, discierne los rayos a través de un contacto personal (o escrito) y la carta natal.
Personalmente creo que ése es el camino, más allá de que las conclusiones mentales corroboren a la intuición.

Hazma Qi
Admin

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 06/01/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.