Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:13

Kundalini Shakti


Kundalini Shakti, la energía "femenina", es el vasto potencial de energía psíquica presente en todos nosotros. Normalmente se simboliza como una serpiente enrollada (kundalini significa enrollada) tres veces y media, con su cola en la boca y girando en el axis central (sacro o hueso sagrado) en la base de la columna vertebral. Esta serpiente que duerme enroscada en el adepto, es la serpiente que el Tantra busca despertar.
Este poder (shakti), que permanece adormecido en la base de la columna vertebral, hasta que la despertamos, tanto de forma espontánea como a través de técnicas yóguicas. Cuando se despierta se eleva como un rayo a través del nadi central Sushumna. En el interior de sushumna nadi se sitúa el vajrini nadi, y en el interior de este se sitúa el citrini. Al final del citrini se encuentra la puerta conocida como brahma-dvara, que da paso a kundalini en su ascenso hacia el sahasrara chakra. Este ascenso dota al individuo de una conciencia más allá de la percepción ordinaria, y poderes (siddhis) más allá de las habilidades normales.

El Kundalini Yoga consiste de ejercicios o posturas (asanas) con ejercicios especiales de respiración (pranayama), gestos de dedos y manos (mudras), contracciones corporales (bhandas), entonación de mantras y meditación. El despertar de Kundalini y la manifestación de sus poderes es el objetivo primordial de la práctica de Kundalini Yoga.
Se Sabe que las técnicas básicas del Kundalini Yoga evolucionaron en los monasterios de la India y el Tíbet a lo largo de un periodo de miles de años. Allí los rishis (sabios videntes) probaron y perfeccionaron sistemáticamente los movimientos precisos, las posturas, sonidos y respiración que activan distintas partes del cuerpo y el cerebro para producir resultados específicos.

Cuando está lista para desenrollarse, Kundalini asciende a través del nadi Sushuma atravesando los chakras para unirse por encima de la corona de la cabeza con Shiva, la Pura Consciencia que impregna todo el Universo.
Este despertar o desenrollamiento del poder serpentino, como también se conoce a Kundalini, puede producirse de forma espontánea en algunos casos. El más conocido de ellos, convertido en un clásico a nivel mundial es el del hindú Gopi Krishna que nos dejo sus experiencias escritas en un libro (hay una edición en castellano, «Kundalni, el yoga de la energía», publicado por Kairós). En los siguientes apartados transcribo algunos párrafos de esa experiencia y de sus efectos, que cuando no son adecuadamente controlados pueden producir daños importantes en la persona, tanto físicos como psíquicos.




El despertar repentino de Kundalini en alguien cuyo sistema nervioso haya alcanzado la fase madura de desarrollo como resultado de una herencia favorable, un modo de vida correcto y una aplicación mental adecuada es capaz, a menudo, de crear un efecto muy desconcertante en la mente. Su causa, aunque extremadamente simple, puede que no sea fácilmente aceptable por el intelecto actual, que trata la mente humana como un producto en definitiva cerrado, que según algunos depende exclusivamente de la actividad de las células cerebrales, comenzando y terminando por el cuerpo; y según otros, todavía, depende de la existencia de un alma individual e inmortal en el cuerpo. Sin entrar en discusión sobre la exactitud de estas hipótesis planteadas para explicar la existencia de la mente, basta con decir que, según las autoridades del Yoga, la actividad del cerebro y del sistema nervioso, sin tomar en consideración si proviene de una fuente espiritual existente por sí misma y eterna o de un alma encarnada, depende de la existencia en el cuerpo de un elemento vital sutil llamado prana, que penetra en cada célula de cada tejido y líquido del organismo, del mismo modo que la electricidad penetra en cada átomo de una batería.
Este elemento vital tiene un complemento biológico al igual que el pensamiento lo tiene en el cerebro, en forma de una esencia bioquímica fina de naturaleza muy delicada y volátil, extraída por los nervios de la masa orgánica circundante. Después de su extracción, esta esencia vital reside en el cerebro y en el sistema nervioso, y es capaz de generar una radiación sutil que es imposible aislar en los análisis de laboratorio. Circula por el organismo como flujo motor y sensación, dirigiendo todas las funciones orgánicas del
cuerpo, penetrando y accionada por la supra-inteligente energía vital cósmica, o prana, por la que se ve afectada continuamente, al igual que la capa química de una placa fotográfica se ve afectada por la luz.

Con el despertar de Kundalini, esta estructura sufre una transformación radical que afecta a todo el sistema nervioso, y como consecuencia otros y más amplios grupos de nervios se ven incitados a la actividad, lo cual lleva a la transmisión de un suministro enormemente incrementado de una forma más concentrada de radiación pránica al cerebro extraída de una zona muy amplia del cuerpo. Los efectos transcendentales de este flujo enormemente incrementado de una nueva forma de corriente vital a la cavidad encefálica a través de la médula espinal, antes de que el sistema se acostumbre completamente a él, cabe imaginarlos considerando los efectos de un incremento repentino del flujo de sangre al cerebro, como son por ejemplo la debilidad, la insensibilidad total, la excitación, la irritabilidad o, en casos extremos, el delirio, la parálisis o la muerte.
El despertar puede ser gradual o repentino, variando en intensidad y efecto según el desarrollo, la constitución y el temperamento de cada individuo; pero en la mayoría de casos provoca una mayor inestabilidad de tipo emocional y una mayor tendencia a las condiciones mentales anormales en el sujeto, debido principalmente a una herencia corrompida, a formas erróneas de conducta, o a una falta de moderación de cualquier tipo. Dejando aparte los casos extremos, que terminan en la locura, esta generalización se aplica a todas las categorías de hombres en que Kundalini está más o menos activo congénitamente, y que abarca a los místicos, los médiums, los genios, y los individuos de un desarrollo intelectual o artístico excepcionalmente alto que distan muy poco de ser genios. En el caso de que el despertar ocurra de repente como resultado del Yoga o de otras prácticas espirituales, el impacto repentino de fuertes corrientes vitales en el cerebro y otros órganos van a menudo acompañado de un grave riesgo y estados mentales extraños, y varían en cada momento, mostrando al principio las peculiaridades anormales de un médium, a la vez místico, genio y loco.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:20

Se declaró que Kundalini representa la energía vital cósmica que se encuentra inactiva en el cuerpo humano y que está enroscada alrededor de la base de la columna vertebral, un poco más abajo del órgano sexual, como
una serpiente, profundamente dormida y cerrando con su boca la abertura de Shushumna, el conducto delgado como un pelo que sube a través de la médula espinal hasta el centro consciente en la coronilla. Cuando despierta Kundalini, según ellos, sube por Shushumna como un relámpago, llevándose con ella la energía vital del cuerpo, que por el momento se vuelve fría y muerta, con una interrupción completa o parcial de las funciones vitales, para unirse con su cónyuge divino, Shiva, en el último o séptimo centro, en el cerebro. En el transcurso de este proceso, el yo encarnado, liberado de la esclavitud de la carne, pasa a un estado de éxtasis conocido como Samadhi, dándose cuenta de que es inmortal, de que está lleno de beatitud, y que forma un conjunto con la conciencia suprema que todo lo penetra. Sólo en uno o dos escritos hay indicaciones vagas sobre los peligros que se encuentran en el camino. La naturaleza del peligro y los métodos para evitarlo o vencerlo no lo explican los autores.

Marcelo: A continuación "se pone interesante" cuando el autor del libro detalla su experiencia de despertar de la energía kundalini, y explica el proceso de ascensión por la columna vertebral conjuntamente con la energía sexual vía el cerebro - coronario y la importancia que tiene esta energía sexual.
Esto nos da una idea de la complejidad del proceso y la importancia de una preparación previa de la que tanto insisten los maestros, de yoga kundalini y de poseer buena salud física, emocional, y mental...


Con mi mente dando vueltas y los sentidos embotados de dolor, pero con toda la fuerza de voluntad de que disponía, dirigí mi atención hacia el lado izquierdo de la base de Kundalini e intenté provocar que una fría corriente imaginaria subiese a través del centro de la médula espinal. En aquel estado de conciencia extraordinariamente ampliado, atormentado y fatigado, sentí con claridad la situación del nervio y me esforcé mentalmente por desviar su flujo al conducto central. Entonces, como si hubiese estado esperando el momento definitivo, ocurrió un milagro.
Hubo un ruido como el de un nervio cuando se rompe e instantáneamente un rayo plateado pasó zigzagueando por la médula espinal, parecido al movimiento sinuoso de una serpiente blanca en su fuga, derramando una lluvia refulgente de energía vital que caía en forma de cascada en mi cerebro llenando mi cabeza con un resplandor maravilloso en lugar de la llama que había estado atormentándome durante las últimas tres horas. Tomado completamente por sorpresa por esta transformación repentino de la corriente abrasadora que había estado fluyendo a través de la red de mis nervios momentos antes, y lleno de alegría por el cese del dolor, me quedé, totalmente callado e inmóvil durante un tiempo, saboreando la felicidad del alivio con la mente inundada de emoción, incapaz de creer que realmente me había liberado de aquel horror. Me sentía torturado y agotado casi hasta el punto del colapso por la agonía que había sufrido durante el terrible intervalo. Me quedé dormido de inmediato, bañado en luz y, por primera vez después de semanas de angustia, sentí el dulce abrazo del sueño.

Como si me hubiesen sacudido repentinamente de mi sueño, desperté después de una hora aproximadamente. La corriente brillante aún fluía por mi cabeza, mi cerebro estaba despejado, mi corazón y mi pulso habían dejado de latir con aquel ritmo tan acelerado, las sensaciones ardientes y el miedo casi habían desaparecido; pero mi garganta todavía estaba seca y mi boca abrasada. Me encontré en un estado de agotamiento extremo, como si me hubiesen vaciado hasta la última gota de mi energía. Precisamente en aquel instante se me ocurrió otra idea; como silo hubiese sugerido una inteligencia invisible, y con una fuerza irresistible, me llegaron instrucciones de que debía comer algo inmediatamente. Hice señas a mi esposa, que como de costumbre estaba despierta, tendida en su cama, observando ansiosamente cada movimiento mío, de que me sirviese una taza de leche y un poco de pan. Sorprendida por esta petición inusual e inesperada, vacilo un momento, y después obedeció sin decir palabra. Comí el pan, tragándolo con dificultad con la ayuda de la leche, y seguidamente volví a quedarme dormido.

Desperté de nuevo después de unas dos horas aproximadamente, bastante refrescado después de haber dormido. Mi cabeza estaba llena del resplandor incandescente, y con gran asombro, en este estado de conciencia elevado y brillante, pude percibir claramente como una lengua de la llama dorada buscaba comida en mi estomago y como se movía a lo largo de los nervios de éste. Comí algunos bocados de pan y tomé otra taza de leche, y en cuanto lo hice descubrí que el halo de mi cabeza se contraía y que había una llama más grande en mi estomago, como si una parte de la energía que corría por mi cerebro fuese desviada a la región gástrica para acelerar el proceso de la digestión. Me quedé tendido y despierto, mudo de asombro, observando ese resplandor vivo que se movía de un lugar a otro a través del aparato digestivo, acariciando los intestinos y el hígado, mientras otra corriente fluía hacia los riñones y el corazón. Me pellizqué para asegurarme de que no estaba soñando o durmiendo, y me quedé sin habla por lo que estaba observando en mi propio cuerpo, totalmente incapaz de regular o guiar la corriente. A diferencia del horror que había experimentado antes, ahora no sentía ningún malestar; lo único que podía sentir era un calor suave y tranquilizador que se movía a través de mi cuerpo mientras la corriente viajaba de un extremo a otro. Observando en silencio ese juego maravilloso, mi ser entero se llenó de gratitud ilimitada a lo Invisible por esta liberación tan oportuna de un destino espantoso; y una seguridad nueva empezó a tomar forma en mi mente porque el fuego de la serpiente ahora estaba, en realidad, funcionando en mi cuerpo agotado y atormentado; y porque estaba a salvo.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:23

La presencia constante del resplandor luminoso en mi cabeza y su estrecha relación con los procesos de mis pensamientos no era un tema que causase tanto desconcierto como su intromisión incesante en el funcionamiento normal de mis órganos vitales. Podía sentir y percibir distintamente su paso a través de la espina dorsal y otros nervios hasta el corazón o el hígado o el estómago u otros órganos del cuerpo, cuya actividad parecía regular de una manera misteriosa. Cuando penetraba en mi corazón, mi pulso latía con más y más fuerza, demostrando sin duda que algún tipo de radiación tónica se estaba derramando en él a través de los nervios conectores. De esto deduje que su penetración en los demás órganos tenía el mismo efecto vivificador y estimulante y que el objetivo de correr a través de los nervios para llegar hasta ellos era verter su sustancia tónica en los tejidos y células a través de los estrechos filamentos de los nervios, estimulando o modificando su acción. La penetración iba ocasionalmente seguida de dolor, en el mismo órgano o en el punto donde el nervio de enlace entraba en él, o en ambos, e iba acompañada a menudo de sensaciones de miedo. En tales ocasiones parecía como si la corriente de energía radiante que subía a través de mi cerebro enviase ramificaciones a los demás órganos vitales para regular y mejorar sus funciones en armonía con el nuevo acontecimiento producido en mi cabeza.

No cabía la menor duda de que existía un cambio extraordinario en mi sistema nervioso, y un nuevo tipo de fuerza corría ahora a través de mi sistema, conectada inconfundiblemente con mis partes sexuales, que también parecían haber desarrollado un nuevo tipo de actividad que antes no era perceptible. Los nervios que cubrían las partes sexuales y la zona circundante estaban en un estado de agitación intensa, como si los estuviese forzando un mecanismo invisible a producir la semilla vital en una abundancia anormal para que la absorbiera la red de nervios de la base de la espina dorsal para transmitirla al cerebro a través de la médula espinal. La semilla sublimada formaba parte integral de la energía radiante que me estaba causando tanto desconcierto y sobre la cual todavía era incapaz de especular con seguridad ninguna.


Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:24

Podía percibir fácilmente la transmutación de la semilla vital en radiación y la actividad inusual de los órganos reproductores que suministraban la materia prima para su transformación en el laboratorio misterioso del plexo inferior, o Muladhara chakra, como lo denominaban los yoguis, en esa materia extremadamente sutil y normalmente imperceptible que llamamos energía nerviosa, de que depende el mecanismo entero del cuerpo, con la diferencia de que ahora la energía generada poseía luminosidad y una cualidad que permitía la detección de su rápido paso a través de los nervios y tejidos, no sólo por su resplandor sino también por las sensaciones que provocaba con su movimiento.

Después de pocos días descubrí que la corriente luminosa estaba actuando con un conocimiento completo de la tarea que debía realizar y funcionaba en armonía total con los órganos corporales, conociendo sus fuerzas y debilidades, obedeciendo sus propias leyes y actuando con una inteligencia superior fuera de los límites de mi comprensión. El fuego vivo, invisible para los demás, corría por todas partes como si lo guiase sin error alguno un cerebro que conocía la posición de cada vena y arteria y de cada neurona, y decidía instantáneamente lo que debía hacer ante el menor signo de problema o trastorno en cualquier órgano. Con una agilidad maravillosa corría de un lado para otro, provocando una mayor actividad en un órgano, disminuyendo la de otro, causando un flujo mayor o menor de una secreción u otra, estimulando el corazón y el hígado, provocando incontables cambios funcionales y orgánicos en las innumerables células, vasos sanguíneos, neuronas y demás tejidos.

Durante miles de años, generaciones consecutivas de yoguis han verificado las afirmaciones de sus precursores. La realidad de Prana como el agente principal que lleva al estado supraconsciente conocido como Samadhi nunca ha sido puesto en duda por ninguna escuela de Yoga. Los que creen en el Yoga, primero deben creer en Prana.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:28

Según las creencias, Prana no es la materia, ni es la mente, ni inteligencia ni conciencia, sino más bien una parte inseparable de la energía cósmica o Shakti que reside en todas éstas y es la fuerza conductora que hay detrás de todo fenómeno cósmico, la fuerza de la materia de todo organismo vivo; en resumen, es el medio a través del cual la inteligencia cósmica conduce la inimaginable vasta actividad de este inmenso mundo, a través del cual crea, mantiene y destruye las gigantescas formaciones globulares que arden continuamente en el espacio al igual que los pequeños microbios, tanto los
malignos como los benignos, que llenan cada parte de la tierra. En otras palabras, Shakti, cuando se aplica a la materia inorgánica, es fuerza, y cuando se aplica al terreno orgánico, es vida, siendo los dos aspectos distintos de la energía cósmica creadora que opera en los planos orgánicos e inorgánicos. Para ser práctico y para evitar la confusión, el término Prana o Prana Shakti se aplica normalmente a aquel aspecto de la energía cósmica que actúa en el campo orgánico, como impulso nervioso y vitalizador, mientras el nombre genérico Shakti se aplica a toda forma de energía, animada o inanimada; en pocas palabras, se aplica al aspecto creador y activo de la Realidad.

En vista de la enorme importancia de los procesos regeneradores y transformadores que actuaban en mi cuerpo, especialmente mientras dormía, y que finalmente dieron como resultado el desarrollo de dones psíquicos que no llegué a poseer hasta pasados los 46 años, es imprescindible hacer hincapié en esta importante fase de mi singular experiencia. No sólo los antiguos tratados sobre el Yoga sino también otros numerosos textos espirituales de la India hacen referencia al poder milagroso de Shakti, o energía cósmica femenina, que provoca transformaciones en sus devotos. El famoso mantra Gayatri, que cada Brahmin debe recitar diariamente después de sus abluciones matinales, es una invocación a Kundalini para que conceda la trascendencia. El hilo sagrado que llevan los hindúes, compuesto generalmente por tres o seis hilos unidos por un nudo, es un símbolo de las tres vías conocidas de energía vital, Ida, Pingala y Sushumna, que pasan por el centro y por los dos lados de la médula espinal. El mechón de pelo en la parte superior de la cabeza que llevan normalmente indica la posición del centro consciente inoperante en el cerebro, que se abre como un loto en flor cuando lo riega la corriente de ambrosía que sube a través de Sushumna y actúa como el centro de percepción suprasensible, el sexto sentido o el tercer ojo en los que están divinamente dotados por Kundalini.


Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:30

Las claras referencias sobre su habilidad creadora y transformadora, contenidas en los himnos compuestos para alabar a la diosa por célebres sabios y grandes maestros espirituales, venerados casi como dioses en la mayoría de los casos, si creemos sus propias confesiones, ellos mismos beneficiados por su gracia, no pueden ser desestimados ligeramente como meras efusiones poéticas desprovistas de fundamento material. Considerando también el hecho de que los resultados obtenidos por los maestros se convirtieron en temas para la experimentación y verificación por sus discípulos que, por lo tanto, necesariamente debían determinar su exactitud, las afirmaciones no pueden ser tratadas ni como meras metáforas, que pretenden expresar algún otro significado, ni como exageraciones de logros triviales. Todos los sistemas de Yoga y la estructura masiva de la religión védica, en cualquier caso, se han construido sobre la aceptación universal de la veracidad de estas antiguas creencias de la India, con un fundamento tan profundamente arraigado que han llegado a formar parte integral de cada acto y ceremonial religioso de los hindúes. Consecuentemente, así es cuando el adorador normal de Kali, Durga, Shiva, o Vishnu, postrado ante la imagen de sus deidad con ojos llorosos y labios temblorosos de emoción, suplica la bendición no sólo de dones mundanos sino también de atributos suprafísicos para capacitarle a mirar detrás del velo de las apariencias ilusorias.

Si podemos creer el relato histórico que se remonta a más de treinta siglos encarnado en los Veda y en otros textos espirituales y si damos crédito al testimonio indiscutible de multitud de investigadores inteligentes y observadores sagaces, en la antigua sociedad de Indo-arios abundan numerosos ejemplos genuinos de transfiguración por medio de esfuerzos espirituales y del Yoga, que tenía como resultado la metamorfosis completa de la personalidad, lo cual hacía que individuos de un nivel común fueran transformados en visionarios con conocimientos extraordinarios mediante el contacto con un poder invisible que ellos reconocían y veneraban con adecuada ceremonia. De hecho, uno de los dogmas básicos de la religión hindú y fundamente de la ciencia del Yoga es la creencia, apoyada enfáticamente por casi cada texto sagrado, de que a través de un esfuerzo correctamente dirigido es posible para un hombre completar el ciclo evolutivo de la existencia humana en una vida y convertirse en un adepto transfigurado acorde con la Realidad infinita más allá del mundo fenomenal, liberado para siempre de la cadena interminable de nacimientos y muertes.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:33

Las antiguas autoridades del Yoga, aún conscientes del importante papel desempeñado por el organismo físico en el desarrollo de vías suprasensibles de percepción, y completamente familiarizadas con los métodos para desviar sus energías en esta dirección, estaban mucho más interesadas por el aspecto espiritual que por el aspecto físico de la ciencia, y daban poca importancia a los cambios biológicos que ocurren en la carne comparados con los desarrollos transcendentales en el terreno de la mente. El nivel general de conocimientos en aquellos tiempos y las tendencias de la época también impedían la posibilidad de tal investigación. Incluso los defensores del Yoga Kundalini, que empiezan por la disciplina y purificación de los órganos internos, no han conseguido dar la categoría que se merece a la estructura corpórea como la única vía para el éxito en el Yoga, que lleva a la trascendencia.

Dada la misma naturaleza de los ejercicios y la disciplina impuesta, debería haber sido evidente, incluso para los menos informados, que el eje alrededor del cual giraba el sistema entero era el organismo vivo; y que fue para llevarlo al nivel requerido de preparación por lo que los iniciados dedicaban tantos años de su vida a la adquisición de la habilidad necesaria para mantener posturas difíciles, para el arte de la limpieza del colon, del estómago, de las vías nasales y de la garganta, en la contención de la respiración casi hasta el punto de la asfixia, y en otras prácticas extremadamente difíciles e incluso peligrosas. Dados los hechos mencionados en esta obra, no resulta difícil observar que todos indican no sólo un empeño continuo por purificar y regular el sistema y adaptarlo al estado ampliado de percepción, sino también una preliminar y ardua preparación del cuerpo para poder soportar sin peligro un posible susto o un esfuerzo excesivo causado por el estallido de la tormenta vital en él, liberada para efectuar cambios orgánicos drásticos, extendiéndose durante años, y terminando en la muerte o en la inmortalidad o simplemente en la amarga decepción al final de una vida transcurrida en la lucha incesante en la abnegación. No obstante, está muy claro que todos los ejercicios iban dirigidos hacia la manipulación de un control-sistema orgánico definido en el cuerpo, capaz de provocar la consumación sinceramente deseada a través de medios misteriosos incluso menos comprendidos ahora de lo que lo eran en tiempos antiguos.


Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:53

Después del primer período, y el más angustioso de la prueba, descubrí en el sueño el sanador supremo para el sufrimiento físico y mental que soportaba durante el día. Había indicios inconfundibles de actividad anormal en la zona de Kundalini desde el momento de irme a dormir hasta la mañana siguiente. Era evidente que, a través de algún proceso misterioso, la secreción preciosa de las glándulas seminales subía por el tubo espinal y a través de los nervios conectores y se transformaba en una esencia sutil, y después se repartía por el cerebro y los órganos vitales, discurriendo por los filamentos de los nervios y la médula espinal para alcanzarlos. La succión se aplicaba con tanto vigor que era claramente aparente, y a veces, en las primeras fases, era tan violenta que causaba auténtico dolor en las partes delicadas. En estos momentos la agitación producida en el cuerpo parecía en realidad el esfuerza frenético de búsqueda de auxilio que se da en el último momento, cuando una vida está en peligro inminente, y yo, testigo mudo e impotente del espectáculo, no podía hacer más que pasar horas de agonía pensando en este acontecimiento anormal. Era muy fácil comprender que el propósito de esta actividad completamente nueva e inesperada era desviar la esencia seminal al cerebro y a los demás órganos vitales, después de la sublimación, para enfrentarse aparentemente con cualquier contingencia causada por un trastorno repentino en algún órgano o con cualquier discordancia general contraria al nuevo acontecimiento.

Con el poder de observación que me quedaba en aquel estado de perturbación inicial de la mente, me era imposible no fijarme en un acontecimiento tan asombroso en la zona reproductora, que había estado funcionando de una manera normal hasta entonces. Me era imposible no darme cuenta del estado de agitación de la zona hasta entonces inactiva que ahora estaba en un estado de actividad febril y en un movimiento incesante como si se viese forzada por un mecanismo invisible aunque eficaz, que no había funcionado antes, a producir sin descanso el líquido vital en superabundancia, para satisfacer la exigencia interminable de los lóbulos cerebrales y del sistema nervioso. Después de algunos días de observación de dicho fenómeno orgánico inconfundible, se me ocurrió la idea de que había abierto inconscientemente y a la fuerza un centro todavía no desarrollado a la perfección en el cerebro mediante la práctica prolongada de la meditación, y que el juego anormal y aparentemente caótico de corrientes vitales que sentía con toda claridad era un esfuerzo natural del organismo para controlar la grave situación que se había creado de esta manera. También era evidente que, en esta urgencia, el cuerpo estaba haciendo uso de la fuente más rica y más poderosa de energía vital que tenía, la esencia vital, siempre disponible en la región denominada Kundalini.

Hago sólo una simple exposición de los hechos cuando digo que durante años me sentí como si estuviera atado de pies y manos a un tronco que corría enloquecido por un torrente, salvando milagrosamente una y otra vez, por un escaso margen y justo a tiempo, de morir estrellado contra las muchas rocas que sobresalían del agua que se arremolinaba por todas partes, dando vueltas y serpenteando en todas direcciones, como si fuese guiado por una mano maravillosamente rápida y diestra, infaliblemente precisa en sus movimientos. Durante años, cuando de noche estaba tendido y despierto en la cama esperando que llegase el sueño, a menudo sentía como la nueva y poderosa energía vital se extendía como una tempestad por las zonas abdominales y torácicas al igual que por el cerebro con un bramido en los oídos, una lluvia centelleante en el cerebro y un movimiento febril en la zona sexual y alrededor de ella, en la base de la espina dorsal, tanto delante como detrás, como si estuviese haciendo un esfuerzo supremo para combatir una emergencia causada por algún veneno u obstrucción en el organismo que amenazaba el estado suprasensible y extremadamente delicado del sistema cerebro-espinal.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:54

En esos momento sentía instintivamente que se estaba produciendo una lucha a vida o muerte dentro de mí, en la que yo, el dueño del cuerpo, no podía tomar parte, y me veía obligado a quedarme quieto y observar como espectador el extraño drama que se desarrollaba en mi propia carne. Nada podría expresar mi estado tan gráficamente como la representación de Shiva y Shakti, pintado por un antiguo maestro, en el que el primero se representa tumbado impotente y supino mientras la segunda, en un estado de ánimo de total imprudencia, baila alegremente sobre su cuerpo abatido. El observador agazapado en mí, el supuesto poseedor del cuerpo carnal, ahora completamente sojuzgado y apartado a un segundo plano, se encontraba a merced, literalmente bajo los pies, de un poder atemorizador indiferente a lo que pensaba y sentía, y que procedía, impasible, a tratar el cuerpo como quería sin concederle el derecho de saber lo que había hecho para merecer ese ultraje. Tenía motivos para creer que dicha representación fue diseñada para ilustrar un estado exactamente como el mío por un iniciado que también había pasado por la misma dura prueba.

La impotencia completa del devoto y su dependencia de la merced y gracia de la energía vital cósmica, Shakti, cuando se despierta Kundalini, es el tema constante de himnos dirigidos a la diosa por yoguis eminentes de antaño. Como la dueña suprema del cuerpo, a ella y sólo a ella se la considera capaz de conceder a los aspirantes sinceros (que la veneran con una devoción verdadera, enfocando sus pensamientos y acciones hacia ella, inclinándose completamente ante su voluntad) el favor codiciado y difícil de conseguir de los conocimientos transcendentales y los poderes psíquicos supranormales. Todos estos escritos asignan a Kundalini la posición suprema de ser reina y arquitecto del organismo vivo, de poseer el poder de moldearlo, transformarlo, o incluso destruirlo a voluntad. Pero su manera de conseguirlo, de acuerdo con las leyes biológicas que gobiernan el mundo órganico, no la ha explicado en términos explícitos nadie. Naturalmente, no se podía hacer instantáneamente, como por arte de magia, haciendo caso omiso de la ley de la causalidad en este particular respecto. En mi opinión, es más razonable suponer que incluso en aquellos casos en que aparentemente se produce un desarrollo espiritual repentino, deben producirse cambios graduales en las células y en el tejido del cuerpo durante un periodo de tiempo suficientemente largo, tal vez incluso desde la fase embrionaria o desde la primera infancia, sin que los individuos lleguen a saber lo que estaba ocurriendo en su propio interior.

A pesar de mis sensatas reflexiones, a pesar de mí mismo, a pesar del sufrimiento que había soportado como consecuencia de ella, empecé a meditar de nuevo, desde las primeras horas del alba, perdiéndome en la contemplación del maravilloso resplandor brillante de mi interior, hasta que el sol, elevado por encima del horizonte, brillaba plenamente en mi habitación, indicando la proximidad de la hora de ir a la oficina. Empecé a practicar la primera semana de diciembre; durante varios días, además de la maravillosa ampliación de la personalidad y la absorción del brillo consciente y arrebatador que había experimentado el primer día del despertar, que variaba sólo en el color del resplandor, sentí una sensación de regocijo imposible de describir. Persistía a lo largo del día y en mis sueños, hasta la hora de mi práctica, y reaparecía de nuevo a la mañana siguiente para durar otro día más.

Asombrado por el resultado de mis esfuerzos, amplié el intervalo, empezando más temprano, completamente abrumado por la maravilla y la gloria de la visión que, apartando mis sentido del severo mundo de alegría y dolor mezclados, me transportaba a un plano suprasensible donde, acariciado por olas relucientes de un éxtasis indescriptible, me encontraba sumergido en el océano ilimitado de la existencia incondicional. Realmente era una experiencia maravillosa, y sentía como el pelo se me ponía literalmente de punta cuando la magnifica visión mostraba su aspecto más majestuoso. Parecía en estas ocasiones como si yo, o el yo perceptivo invisible que había dentro de mí, dejando su anclaje seguro en la carne, fuese llevado por una fuerte marea de un conciencia brillante hacia una existencia de tanta inmensidad y poder que hacía que todo lo que podía imaginar en la tierra pareciese insípido y trivial por comparación: una existencia donde, no molestado por la idea de la esclavitud o la limitación, me encontraba perdido en un increíble universo inmaterial tan espléndido en su extensión, tan sublime y maravilloso en su naturaleza, que el elemento humano que todavía quedaba en mí, incluso cuando estaba en el punto más alto de la experiencia, miraba con asombro y temblaba con temor por el extraordinario espectáculo que había ante mi ojo interno. Me sentía lleno de alegría por la posibilidad gloriosa que ahora estaba a mi alcance. No cabía la menor duda de que era el poseedor sumamente afortunado de un Kundalini despierto. Fue sólo en este momento cuando pude comprender la razón por la que, en los tiempos antiguos, el éxito en esta empresa se consideraba el logro más importante posible en un hombre y por qué los seguidores de este camino creían que ningún sacrificio y ningún esfuerzo era demasiado para conseguir el premio supremo alcanzable al final. Ahora entendía por qué los yoguis consumados siempre eran tratados con el máximo respeto en la India y como los adeptos, que habían vivido hace mucho tiempo, incluso ahora merecían el homenaje y la reverencia que no se concede a ninguna otra clase de hombre, incluyendo a poderosos soberanos y potentados. Desde luego no existía honor más notable o fortuna más preciosa que la que, sin haberlo pedido, se me había concedido.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 13:55

Hacía la tercera semana de diciembre, noté que al regresar de estos prolongados períodos de absorción que ahora se habían convertido en una característica normal de mis horas solitarias, mi mente se detenía normalmente en la poesía de mis místicos preferidos. Sin la menor intención de probar mi habilidad en la composición poética, cuando no estaba en un estado de absorción, hice varios intentos, manteniendo ante mí como modelos los versos que más me gustaban. Aparte del hecho de que había memorizado varias docenas de versos en sánscrito entresacadas de las escrituras y varias docenas de pareados extraídos de las obras de los místicos no sabía nada de poesía. Después de algunos días de interesarme superficialmente me sentí intranquilo, y por primera vez en mi vida sentí el deseo de escribir versos. Sin dejarme impresionar en absoluto por lo que creía que era un impulso pasajero, empecé a escribir algunas pocas estrofas, dedicando varias horas al día a esta tarea.

Escribí en Kashmiri, pero después de quince días de empeño diario, descubrí que no mejoraba. La esterilidad de mis esfuerzos por escribir en verso, en vez de desanimarme me incitó a esforzarme aún más; así, dedicaba cada vez más tiempo a lo que se convirtió para mí en una afición regular y fascinante. El nivel de las composiciones no mejoró en absoluto, y tenía que trabajar durante horas para terminar una línea y después todavía más tiempo para encontrar otra que correspondiera a aquella. Nunca relacioné la nueva tendencia con el organismo misterioso que actuaba en mi cuerpo. Pero estos intentos fallidos de construcción poética eran el preludio deliberado de un acontecimiento asombroso que ocurrió poco después. Se me enseñaba internamente a ejercer un talento recién desarrollado en mí que, de otro modo, no podría haber tenido ni idea de que existiese; mis intentos eran el primer signo de la enseñanza.

Durante aquellos días, un miembro de nuestra pequeña banda de trabajadores entusiastas de Kashmir estaba de visita en Jammnu. Ella acudía a menudo a mi residencia, normalmente para recibir noticias sobre nuestro trabajo en Srinagar, sobre el que yo recibía informes regulares enviados por nuestro tesorero o nuestra secretaria. Un día le ofrecí acompañarla a su casa cuando se decidía a partir, con la intención de librarme con un largo paseo de una ligera depresión que sentía en aquel momento. Caminamos sin prisa, hablando de nuestro trabajo, cuando de repente, mientras cruzábamos el puente Tawi, sentí que un ensimismamiento profundo caía sobre mí, hasta que casi perdí el contacto con mi entorno. Ya no oía la voz de mi compañera; ella parecía haber retrocedido en la distancia aunque caminaba a mi lado. Cerca de mí, en un resplandor de luz brillante, sentí de repente lo que parecía ser una fuerte presencia consciente, surgida de la nada, que me envolvía y eclipsaba todos los objetos a mi alrededor, y de la que dos líneas de hermosa poesía en Kashmiri se derramaron y flotaron ante mi vista, como una escritura luminosa en el aire, desapareciendo tan repentinamente como habían aparecido.

Cuando volví en mí, vi que la chica me estaba mirando con un asombro absoluto, desconcertada por mi brusco silencio y la expresión de enajenación de mi rostro. Sin revelarle todo lo que había sucedido, repetí el verso, diciéndole que se había formado repentinamente en mi mente sin que pudiera controlarlo, y esto explicaba la interrupción de nuestra conversación. Me escuchaba con asombro, impresionada por la belleza de la poesía, pesando cada palabra, y entonces dijo que era realmente milagroso que alguien que nunca había sido dotado antes por la musa de la inspiración compusiera un verso tan exquisito en su primer intento y con tanta rapidez. La escuché en silencio, exaltado por la profundidad de la experiencia que acababa de vivir. Hasta aquel momento, lo único que había experimentado de lo supraconsciente era puramente subjetivo, ni demostrable ni comprobable para los demás. Pero ahora, por primera vez, tenía delante de mí la prueba tangible del cambio.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 14:25

Después de dos semanas, el idioma cambió y, en lugar de versos en Kashmiri, surgían en inglés. Los pocos conocimientos del verso inglés que poseía se limitaban al estudio de varias poesías seleccionadas, que formaban parte de mis textos escolares. Aparte de esto, puesto que no tenía un gusto innato por la poesía, nunca me había interesado por leerla. Pero podía percibir que le pasaje que tenía delante era parecido a las poesías que había leído, pero como no tenía conocimientos de rima y el metro de la poesía inglesa no podía apreciar su excelencia.

Pocos días después, las poesías aparecieron en Urdu en vez de en inglés. Al tener un conocimiento básico del Urdu, no tuve ninguna dificultad en apuntar la líneas, pero aún así deje muchos espacios en blanco que se llenaron meses después. El Urdu fue seguido por el Punjabi al cabo de pocos días. No había leído ningún libro en Punjabi, pero había aprendido el idioma a través del contacto constante con amigos y conocidos de habla Punjabi durante mi estancia de varios años como alumno en Lahora. No obstante, tuve la gran sorpresa cuando días después me llegó la orden de que debería prepararme para recibir varios versos en persa. Nunca había leído nada en este idioma ni podía comprenderlo ni hablarlo. Esperé con una intensa expectación e, inmediatamente después de la señal, varios versos aparecieron en mi mente, de la misma manera que las composiciones en otros idiomas. No tuve ninguna dificultad en reconocer muchas palabras persas e incluso la forma poética de las frases. Puesto que en el Kashmir abundan palabras persas, me fue muy fácil comprender las palabras ya utilizadas en mi lengua materna. Después de muchos esfuerzos, por fin conseguí apuntar las palabras, pero quedaron muchos espacios en blanco y errores que no se podrían llenar ni corregir hasta mucho tiempo después.

Basándome en estos y otros hechos llegué a la conclusión, que dependerá de investigadores futuros el confirmarla o refutarla, de que debido a los procesos evolutivos que todavía se dan en el cuerpo humano, la naturaleza está desarrollando un centro de conciencia de alta potencia en el cerebro humano, en un lugar de la cabeza próximo a la coronilla, compuesto por un tejido cerebral excepcionalmente sensible. La posición del centro permite que controle todas la partes del cerebro y del sistema nervioso con una conexión indirecta con los órganos reproductores a través del conducto espinal. En el hombre común, dicho centro en desarrollo extrae sus sustento del alimento nervioso concentrado presente en el semen en una medida tan limitada que no dificulta la función reproductora normal. Cuando el centro está completamente desarrollado en individuos evolucionados, actúa en lugar del centro de conciencia existente, utilizando para su actividad un combustible vital más potente, extraído por las fibras de los tejidos del
cuerpo en diminutas cantidades, que es recogido y enviado a través de la columna vertebral hasta el cerebro. Cuando en forma accidental el centro empieza a funcionar prematuramente, antes de que las conexiones y enlaces nerviosos se establezcan por completo y las delicadas células cerebrales se acostumbren al flujo de la poderosa corriente, es probable que los tejidos delicados del cuerpo se vean dañados irremediablemente causando extrañas enfermedades, la locura o la muerte. En una emergencia grave de este tipo, el único camino abierto a la naturaleza para evitar una catástrofe es utilizar libremente la esencia contenida en el semen humano y enviarla en forma sublimada al cerebro, a la red nerviosa y a los órganos principales para proporcionar a las células dañadas y moribundas el aliento más potente y reconstituyente disponible en el cuerpo humano para salvar la vida.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 14:26

Ahora el organismo entero empieza a funcionar de una manera tan asombrosa que sólo podría infundir terror en el corazón más valiente. Sacudido entre el antiguo y el nuevo centro de conciencia todavía incompleto, el sujeto, incapacitado para tan asombroso desarrollo, pierde el control sobre sus pensamientos y acciones. Se encuentra enfrentado a una mente rebelde y a sentidos desenfrenados y órganos que funcionan de una manera inexplicable, totalmente ajenos a él, como si el mundo, de repente vuelto al revés, le hubiese arrastrado hasta una existencia en desorden tan extraña y misteriosa como el sueño más fantástico. Por esta razón los antiguos maestros de Yoga Kundalini, aleccionados por una experiencia que se extiende a lo largo de miles de años, insistían en una constitución excepcionalmente robusta y resistente, el dominio sobre los apetitos y deseos, el control adquirido voluntariamente sobre funciones y órganos vitales y, sobre todo, la posesión de una voluntad inflexible, como los requisitos esencialmente necesarios para la empresa suprema de despertar a la Shakti. Una disposición excelente del cuerpo y de la mente, que es difícil conseguir en el ambiente desfavorable de la civilización moderna, es absolutamente necesaria para una empresa de esta naturaleza y así evitar que el cerebro ceda completamente bajo la inaguantable presión. No resulta sorprendente, por lo tanto, que cualquiera que emprendiese decididamente la arriesgada tarea de despertar a Kundalini antes de su hora, fuese declarado un Vira, que significa héroe, y que la practica en sí fuese denominada Vira Sadhana, o empresa heroica, incluso por los ascetas más audaces, indiferentes a la tortura física y a la muerte.

Estaba destinado a presenciar mi propia transformación, no comparable en ningún modo a las grandes transfiguraciones del pasado, ni parecida en cuanto a los resultados o los logros maravillosos del genio; pero aunque simple en su naturaleza y ordinaria en su efecto, no obstante fue una transformación acompañada desde el principio de un enorme sufrimiento físico y mental. Pero lo que yo presencié y sigo presenciando dentro de mí es tan contrario a muchos conceptos reconocidos de la ciencia, está en desacuerdo con tantos dogmas de fe consagrados, y es tan antagónico a muchos de los dichos universalmente seguidos, que cuando lo que he experimentado se compruebe empíricamente, deberá producirse un cambio trascendental y revolucionario en cada terreno de actividad y conducta humana.

De lo que me di cuenta fue del hecho, corroborado en parte por los videntes antiguos de muchos países, y más concretamente por los de la India, de que en el cerebro humano existe sin dura un mecanismo extremadamente sutil e intrincado situado en la zona sexual que, mientras se encuentra activo en el hombre normal en su forma naturalmente restringida, tiende a desarrollar el cuerpo generación tras generación, sujeto por supuesto a las vicisitudes de la vida, para la expresión de una personalidad superior al final; pero cuando se le despierta a una rápida actividad, reacciona fuertemente sobre el organismo original, efectuando en el transcurso del tiempo, sujeto de nuevo a numerosos factores, una transformación maravillosa del sistema nervioso y del cerebro, dando como resultado la manifestación de un tipo superior de conciencia, que será la herencia común del hombre en un futuro lejano. Este mecanismo, conocido como Kundalini, es la causa real de todo fenómeno espiritual y psíquico genuino, la base biológica de la evolución y el desarrollo de la personalidad, el origen secreto de todas las doctrinas esotéricas y ocultas, la llave maestra del misterio aún sin resolver de la creación, la fuente inagotable de la filosofía, el arte y la ciencia, y de toda fe religiosa, pasada, presente y futura.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Marcelo el Jue 16 Sep - 14:26

Por mi propia experiencia, que abarca un cuarto de siglo, he sido llevado irresistiblemente a la conclusión de que el organismo humano está evolucionando en la dirección indicada por místicos, profetas y genios, a través de la acción de ese mecanismo maravilloso, situado en la base de la espina dorsal, que depende principalmente para su actividad de la energía suministrada por los órganos reproductores. Este mecanismo se conoce y se manipula desde tiempos muy remotos, aunque no en su aplicación general como órgano evolutivo del hombre, sino en la esfera individual como forma de desarrollar la espiritualidad, las facultades supranormales y los poderes psíquicos. Cuando se le manipula, despierta a la actividad intensa por la acción de hombres ya avanzados en el camino del progreso y sujetos a numerosos factores, sobre todo una herencia favorable, la constitución, la conducta, la ocupación y la alimentación, y puede llevar a unos resultados extraordinarios y sumamente útiles, desarrollando el organismo por etapas generales desde su estado original hasta un estado de eficacia mental extraordinaria, conduciéndolo finalmente a la combinación del apogeo de la conciencia y el genio cósmico.

La civilización y el ocio, despojados de los abusos evidentes que se han infiltrados en ambos a causa de la ignorancia y una idea fundamentalmente equivocada de las metas de la vida humana, son sólo medios para conseguir este importante fin. Mal planeados y equivocadamente utilizados en la actualidad, por necesidad tendrán que pasar por un proceso de refinamiento cuando la meta quede establecida claramente. Todos los grandes sabios y videntes del pasado y todos los grandes fundadores de religiones, con indiferencia en cuanto a si fueron guiados intuitivamente por la vida evolutiva misma o por la observación, han hecho hincapié, consciente o inconscientemente, en dichos rasgos de carácter y formas de conducta, que nos llevan definitivamente al progreso. Los productos superiores de la civilización, profetas, místicos y genios, indican con claridad la dirección y la meta de la evolución humana. Estudiados desde el punto de vista de los hechos mencionados en esta obra, se verá que todos tienen características comunes. El motivo y la fuerza motriz que hay detrás de todos ellos en todos los casos es sin excepción alguna Kundalini.


TANTRA. La sexualidad sagrada
http://tantra.fiestras.com

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Admin el Sáb 18 Sep - 22:08

Partes destacadas para analizar:

Con mi mente dando vueltas y los sentidos embotados de dolor, pero con toda la fuerza de voluntad de que disponía, dirigí mi atención hacia el lado izquierdo de la base de Kundalini e intenté provocar que una fría corriente imaginaria subiese a través del centro de la médula espinal.
En las practicas de meditación se pone énfasis en meditar en el hemisferio derecho cerebral, incluso en el 3er ojo "el centro ajna" se practica la concentración en el lado derecho que representa el aspecto espiritual, así que es interesante que en la base de la columna este yogui medita o como el dice "dirige su atención" al lado Izquierdo del centro muladara.


Hubo un ruido como el de un nervio cuando se rompe e instantáneamente un rayo plateado pasó zigzagueando por la médula espinal, parecido al movimiento sinuoso de una serpiente blanca en su fuga, derramando una lluvia refulgente de energía vital que caía en forma de cascada en mi cerebro llenando mi cabeza con un resplandor maravilloso
La energía plateada de kundalini rompe la trama etérica y sube hasta llegar al centro coronario zigzagueando por la columna vertebral, luego mas adelante aclara que esta tiene un recorrido y se interrelaciona con la energía sexual la cual repara las células cerebrales que se dañan.


y lleno de alegría por el cese del dolor, me quedé, totalmente callado e inmóvil durante un tiempo, saboreando la felicidad del alivio con la mente inundada de emoción, incapaz de creer que realmente me había liberado de aquel horror. Me sentía torturado y agotado casi hasta el punto del colapso por la agonía que había sufrido durante el terrible intervalo. Me quedé dormido de inmediato, bañado en luz y, por primera vez después de semanas de angustia, sentí el dulce abrazo del sueño.
Claramente este yogui dice de los trastornos que sufre antes del despertar de la kundalini. Por fin cuando la energía sube dice que se libera de todos esos trastornos, solo detalla algunos que son; no poder dormir, agotamiento y dolor.

Otros síntomas: "algunos que desaparecen y otros aun no",dice:
mi cerebro estaba despejado, mi corazón y mi pulso habían dejado de latir con aquel ritmo tan acelerado, las sensaciones ardientes y el miedo casi habían desaparecido; pero mi garganta todavía estaba seca y mi boca abrasada.

La energía kundalini fluye libremente por todo su cuerpo realizando el trabajo que corresponde.
No se bloquea en ningún punto como sucedería con la persona que pretende despertar kundalini sin un trabajo previo.
.No llega al plexo solar y queda en este como en las personas que no controlan sus emociones.
.No llega al chakra radico "sexual" y queda en este o sale, la energía sigue subiendo.
se ve claramente una preparación en este yogui tanto física, como psicologica-emocional y mental y a pesar de esto previo al despertar de kundalini paso por estados de estrés y dice claramente "agotamiento" ...

Me encontré en un estado de agotamiento extremo, como si me hubiesen vaciado hasta la última gota de mi energía. Precisamente en aquel instante se me ocurrió otra idea; como silo hubiese sugerido una inteligencia invisible, y con una fuerza irresistible, me llegaron instrucciones de que debía comer algo inmediatamente. Hice señas a mi esposa, que como de costumbre estaba despierta, tendida en su cama, observando ansiosamente cada movimiento mío, de que me sirviese una taza de leche y un poco de pan. Sorprendida por esta petición inusual e inesperada, vacilo un momento, y después obedeció sin decir palabra. Comí el pan, tragándolo con dificultad con la ayuda de la leche, y seguidamente volví a quedarme dormido.

Desperté de nuevo después de unas dos horas aproximadamente, bastante refrescado después de haber dormido. Mi cabeza estaba llena del resplandor incandescente, y con gran asombro, en este estado de conciencia elevado y brillante, pude percibir claramente como una lengua de la llama dorada buscaba comida en mi estomago y como se movía a lo largo de los nervios de éste. Comí algunos bocados de pan y tomé otra taza de leche, y en cuanto lo hice descubrí que el halo de mi cabeza se contraía y que había una llama más grande en mi estomago, como si una parte de la energía que corría por mi cerebro fuese desviada a la región gástrica para acelerar el proceso de la digestión. Me quedé tendido y despierto, mudo de asombro, observando ese resplandor vivo que se movía de un lugar a otro a través del aparato digestivo, acariciando los intestinos y el hígado, mientras otra corriente fluía hacia los riñones y el corazón.

Admin
Admin

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 17/11/2009

http://maestros.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Admin el Sáb 18 Sep - 22:16

El proceso es automático, no hay que saber como dirigir la energía. Kundalini tiene la sabiduría y sabe por donde tiene que ascender y su correcto recorrido.

y me quedé sin habla por lo que estaba observando en mi propio cuerpo, totalmente incapaz de regular o guiar la corriente.
...
...
...podía sentir era un calor suave y tranquilizador que se movía a través de mi cuerpo mientras la corriente viajaba de un extremo a otro. Observando en silencio ese juego maravilloso, mi ser entero se llenó de gratitud ilimitada a lo Invisible por esta liberación tan oportuna...

Admin
Admin

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 17/11/2009

http://maestros.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Kundalini Shakti - Libro que relata experiencia de un yogui

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 16:44


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.