Conferencias de Los Libros de Alice Bailey y el maestro Tibetano Djwhal Khul.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Conferencias de Los Libros de Alice Bailey y el maestro Tibetano Djwhal Khul.

Mensaje  Marcelo el Dom 19 Dic - 19:49

Extractos de conferencias del Dr. Sri K. Parvathi Kumar y de Los Libros de Alice Bailey y el maestro Tibetano Djwhal Khul.

Introducción

Según la Jerarquía si hay un trabajo noble que hacer o un noble servicio que rendir es el de darle a la gente una comprensión apropiada de lo que nosotros solemos llamar la muerte.

Krishna le dijo a su discípulo Arjuna “No te preocupes nadie muere, es solo una cuestión de volver a cambiar de forma. Todos aquellos que están existiendo ahora, existieron en el pasado y seguirán existiendo en el futuro.

La clave astrológica
Escorpio, signo de la muerte.

Escorpio es el octavo signo del zodíaco, que corresponde a la octava casa, la casa de la muerte o la regeneración, rige también las cuevas subterráneas, la grutas profundas.

En Escorpio se produce la muerte de la personalidad con sus anhelos, deseos, ambiciones y orgullo. También se le llama a Escorpio el signo de la muerte porque el buscador de la verdad en este signo asesta un golpe mortal a todos los obstáculos que lo han mantenido atado durante miles de vidas.

En el sendero de regreso hacia el mundo del Espíritu el buscador de la verdad se encuentra con su personalidad, simbolizada por la Hidra de nueve cabezas en el mito de Hércules, y debe trabajar con ella, místicamente, debe “matar” a la Hidra, la personalidad, para que pueda resucitar después un nuevo ser, como el ave fénix que resucitó de sus propias cenizas. Con la muerte simbólica de la personalidad viene el nacimiento al Reino de Dios o Mundo Espiritual.

Por eso es conveniente hablar sobre la Muerte en el mes de Escorpio, porque hace referencia a la muerte del mundo objetivo, a la muerte mística de la personalidad, a la muerte de nuestro egoísmo, de nuestro orgullo y prejuicios, etc. Esa es la muerte sin morir físicamente. Es “la muerte” que da lugar al nacimiento espiritual.

Predicciones acerca de la muerte
Dentro de los próximos años la realidad de la supervivencia y de la eternidad de la existencia, habrán dejado de ser una incógnita para convertirse en una convicción .No quedaran dudas de que el hombre al abandonar el cuerpo físico continúe siendo una entidad viviente y consciente. Se sabrá que continúa su existencia en un mundo más allá del físico y que vive, está despierto y es consciente. Esto se comprobará de diversas maneras por:
El desarrollo de un poder dentro del ojo físico del ser humano que revelará el cuerpo etérico y se verá que los hombres ocupan ese cuerpo.

El creciente número de personas que tienen el poder de emplear el “tercer ojo” que ha despertado nuevamente, demostrará la inmortalidad.. porque verá fácilmente al hombre que ha abandonado sus cuerpos etérico y físico.

Un descubrimiento, en el campo de la fotografía, comprobará la supervivencia.
Por medio de la radio, con el tiempo se establecerá comunicación con aquellos que han pasado al más allá, y esto se convertirá en una verdadera ciencia.

El hombre será sensibilizado a tal grado de percepción y contacto, que le permitirá ver a través de las cosas y revelará la naturaleza de la cuarta dimensión y fusionará en un nuevo mundo los mundos subjetivo y objetivo. La muerte ya no inspirará terror y desaparecerá el temor particular que provoca.

Estas predicciones aparecieron a principios del siglo XX y se dijo que se desarrollarían entre este siglo y el siglo XXI. Otros Maestros han hecho hincapié en este sentido anunciando que la era de Acuario traerá el fin de la muerte tal como la conocemos.

El miedo a la muerte
El temor a la muerte es una de las grandes anormalidades o distorsiones de la verdad divina, de las cuales son responsables los Señores del Mal Cósmico Inicial. Cuando en las primitivas épocas atlantes surgieron del lugar donde habían sido confinados y obligaron a que la Gran Logia Blanca se retirara temporariamente a niveles subjetivos, su primer gran acto distorsionador fue implantar el temor en los seres humanos, comenzando con el temor a la muerte. Desde ese momento los hombres han puesto el énfasis sobre la muerte y no sobre la vida, y cada día han sido dominados por el temor..

Uno de los actos iníciales del Cristo y de la Jerarquía, cuando reaparezcan, será erradicar este temor particular, y confirmar en las mentes de los pueblos la idea de que encarnar y tomar forma es el verdadero lugar de oscuridad para el espíritu divino, que es el hombre; temporariamente es la muerte y el aprisionamiento del espíritu. Se enseñará a los hombres que la evolución es en sí misma un proceso iniciático que conduce de una experiencia viviente a otra, culminando en la quinta Iniciación de la Revelación y en la séptima Iniciación de la Resurrección.

Los hombres temen a la muerte:
Porque aman excesivamente lo material y detestan perder el contacto con el aspecto forma de la naturaleza.
El terror, en el proceso final del desgarramiento en el acto de la muerte.(el desgarramiento no existe, solo en los casos de muerte violenta o repentina, lo único desagradable es la sensación instantánea y abrumadora de peligro y destrucción inminente y algo que se parece a un shock eléctrico)

El horror a lo desconocido y a lo indefinido
La duda respecto a la inmortalidad.
El pesar por tener que abandonar a los seres queridos o ser abandonado por ellos
Las antiguas reacciones a las pasadas muertes violentas, arraigadas profundamente en el subconsciente
Las viejas y erróneas enseñanzas referentes al cielo y el infierno, siendo ambas, perspectivas desagradables para cierto tipo de personas.

La cremación
Es algo afortunado y feliz que la cremación se vaya imponiendo acrecentadamente. Dentro de poco tiempo la tarea de sepultar a los muertos en la tierra será contraria a la ley, y la cremación obligatoria una medida saludable y sanitaria. Desaparecerán eventualmente esos lugares síquicos e insalubres llamados cementerios.
Mediante la aplicación del fuego, todas las formas son disueltas; cuanto más rápidamente se destruye el vehículo físico humano, con más rapidez se rompe el aferramiento del alma que se retira. Donde se practica la cremación no sólo se logra la inmediata destrucción del cuerpo físico y su restitución a la fuente de sustancia, sino que el cuerpo vital también rápidamente se disuelve y sus fuerzas son arrastradas por la corriente ígnea al depósito de energías vítales.

La cremación debe producirse entre las 12 y las 36 horas después del fallecimiento.

La cremación esotéricamente hablando es necesaria por dos razones importantes.

1.-Acelera la liberación de los vehículos sutiles del cuerpo eterico, produciendo así la liberación en pocas horas en lugar de unos cuantos días.
2.-Purifica el plano astral e impide al deseo “la tendencia al descenso” que obstaculiza grandemente al alma encarnante. No encuentra ningún punto de enfoque, porque el fuego repele esencialmente el aspecto de crear formas que posee el deseo y es una expresión mayor de la divinidad con la que no tiene una verdadera relación el plano astral, siendo enteramente creado por el alma humana y no por el alma divina.

La inmortalidad
¿Qué es la inmortalidad?
Comúnmente se piensa que la inmortalidad es vivir infinitamente con el mismo cuerpo y en base a ello se intenta alargar la vida de cualquier forma o manera.

La realidad es que la inmortalidad es el resultado de haber alcanzado un grado de evolución tal que permite al ser humano no perder la consciencia de lo que es realmente en el intervalo de muerte y renacimiento, es decir siempre es consciente de su Alma este en un cuerpo físico o no. En términos de Discipulado equivale a la tercera Iniciación.

En las escuelas espirituales la primera técnica es trabajar con la técnica de la inmortalidad, mas que adquirir sabiduría porque la sabiduría que se adquiere se pierde junto con el cuerpo sino se ha elaborado la inmortalidad.

Notas para la reflexión y el trabajo en grupo
???? La falta o ausencia de consciencia es la muerte

???? Entre el intervalo que hay entre la muerte y el nacimiento no tiene lugar ningún tipo de evolución.

???? Para el aspirante, la muerte es la entrada inmediata en una esfera de servicio y de expresión a que está muy acostumbrado, percibiendo enseguida que no es nueva. En las horas de sueño ha desarrollado un campo de servicio activo y de aprendizaje. Ahora sencillamente funciona en él durante las veinticuatro horas, en vez de las breves horas de sueño en la tierra.

???? Pensar que en el momento que dejamos el cuerpo físico lo consideramos que morimos es ignorancia y que es ignorancia lo demostró hace 2.000 años Jesucristo por dos veces, una cuando fue crucificado y apareció luego en carne y hueso y la otra cuando resucito a Lázaro, si Lázaro no hubiera estado allí presente después de muerto no podría haber entrado de nuevo en su cuerpo. Eso demuestra que también sin el cuerpo estaba existiendo.

???? La enfermedad puede constituir una muerte gradual y lenta y así liberar al alma. Entonces no será posible la curación, no obstante son necesarias medidas paliativas y sedativas y ciertamente deberán ser aplicadas.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Conferencias de Los Libros de Alice Bailey y el maestro Tibetano Djwhal Khul.

Mensaje  Marcelo el Dom 19 Dic - 19:51

Practica para ir a dormir

Antes de irse a dormir:

Hay un procedimiento aconsejado para todos los días antes de irse a dormir, que consiste en “restituir” los elementos del cuerpo a los elementos naturales, eliminar los pensamientos e integrarse con el Alma Universal.

Los pasos para este procedimiento son los siguientes:

a) Restituir los elementos del cuerpo.

Proponer la restitución de los cinco elementos del cuerpo a su origen natural; es decir, restituir la materia sólida del cuerpo a la materia del planeta, el agua del cuerpo al agua del planeta, el fuego del cuerpo al fuego del planeta, el aire del cuerpo al aire del planeta y el éter del cuerpo al éter del planeta. De esta manera se restituye el cuerpo a sus orígenes. Se trata sólo de una propuesta, algo que nos imaginamos que se transforma en visualización.

b) Suspender los deseos y pensamientos.

Una vez restituido el cuerpo, nos quedamos con nuestros deseos y con los pensamientos relativos a ellos. Podemos proponer su suspensión hasta el día siguiente, porque no podemos hacer nada con ellos mientras dormimos. Eliminémoslos diciéndoles: “Hasta mañana”.

c) Olvidarnos del nombre.

Una vez restituido el cuerpo y eliminados los pensamientos (secundarios), queda solo nuestro yo como Alma individual, con la etiqueta del nombre. Despeguemos esa etiqueta, pues de nada sirve para dormir. El nombre es una facilidad para actuar en el mundo exterior; de otro modo no tiene sentido. Despeguemos conscientemente la etiqueta del nombre. ¡Nos quedamos solos y desnudos! Desnudos porque ninguna cosa nos rodea. En este sentido se dice que el Iniciado es un “ser desnudo”. Hay una afirmación oculta, erróneamente entendida en Occidente, que dice: “Permanezcamos desnudos al dormir”. El occidental tomó el significado exotérico y duerme exotéricamente desnudo.

Estar desnudos, estar solos como Alma individual. Llegados a este estado no tenemos ya nombre, ni pensamiento, ni cuerpo. Integrémonos conscientemente con el Alma Universal y esperemos. Así nos quedamos dormidos.

d) Recordar que somos el Alma.

Cuando llevamos a cabo este procedimiento todos los días antes de irnos a dormir, al despertamos, la primera cosa que recordamos es que somos el Alma individualizada. Luego recordaremos nuestro nombre, como primera circunscripción, volvemos a acordamos de los pensamientos relativos a nuestro trabajo y componemos nuestro cuerpo para realizar las acciones a lo largo del día.

Beneficios:
Al cabo de 5 años nos ayuda a conseguir el arte de soltar, al cabo de 10 ó 12 años podemos dominar este arte. Esta práctica le lleva a uno a darse cuenta de lo que es el arte de morir. Lleva al no iniciado a estados de conciencia del iniciado. Permite que nos liberemos de lo aferrados que estamos al cuerpo, a las emociones y a los pensamientos. Esta liberación nos proporciona alivio y paz, Esta situación de alivio y paz nos proporciona salud

ORACIONES PARA ANTES DE DORMIR .
Amado Señor
Ten piedad de los pobres Y protégelos del invierno
Abriga sus delgados cuerpos con Tus bondadosas manos;
Cuida de los huérfanos que duermen en míseros hogares
y sufren-el hambre y el frió.
Escucha; eh Señor, el llamado de las viudas desprotegidas
y trémulas de miedo por sus pequeños.
Ábrenos, oh Señor, los corazones de todos los hombres,
Para que puedan ver la desdicha de los pobres.
Ten piedad de los sufrientes que golpean a las puertas,
Y guía a los viajeros hacia cálidos sitios.
Cuida, 0h Señor, a las aves pequeñas Y protege a los árboles y a los
campos de la furia de las tormentas;
porque Tú eres compasivo y brindas amor.

INVOCACIÓN PARA ANTES DE IRNOS A DORMIR
Le pido a Dios que todos los seres duerman bien esta noche.
Que no tengan conflicto, que no tengan pena,
Que no tengan dolor.
Que todos los seres tengan suficiente alimento que comer y que todos los seres tengan suficiente cobijo para dormir. y que a todos los seres se les de la suficiente medida de Luz Para experimentar la vida

PLEGARIA PARA ANTES DE IRNOS A DORMIR
Que podamos ser empleados mientras dormimos para ayudar a cualquier persona, a cualquier ser, en cualquier lugar.

PLEGARIA AL DESPERTARNOS
Estamos dispuestos y disponibles para trabajar por el sufrimiento ajeno.

PLEGARIA A LO DIVINO
¡Señor! Dame el privilegio de servir a los seres
Concédeme la amistad de aquellos que sirven como discípulos tuyos
Otórgame compasión sin límites hacia todos los seres.

Trayambakam. El mantram de la inmortalidad

trayambakam yajamahe
sugandhim pustí vardhanam
urvarukamiva bandhanan
mrityor mukshiya namrutat

SIGNIFICADO
VENERAMOS AL “SER DE TRES OJOS”
QUE ES FRAGANTE Y DADOR DE PLENITUD
QUE NOS LIBERE DE LA MUERTE Y
NOS LLEVE A LA INMORTALIDAD,
IGUAL QUE EL PEPINO SE LIBERA
DE LA MATA

Explicación:
“El Señor de Tres Ojos” representa al Señor que impregna los 3 estados de consciencia en nosotros.

El ojo izquierdo representa la vista; el ojo derecho representa la sabiduria. El Tercer Ojo representa la visión.
Aquel en que funcionan los tres ojos está más allá de la muerte.

Siva el Señor, Señor de la Voluntad, es invocado mediante este himno para que nos otorgue la inmortalidad liberándonos de la muerte.

Los tres ojos corresponden también a: La Actividad Inteligente, el Amor-Sabiduría y la Voluntad.

Uno tiene que meditar en los tres ojos en relación con los tres Logos y sus cualidades.

Se recomienda que este mantram se contemple en el Centro de Ajña visualizando la Luz.

Los tres ojos (las tres luces) son la causa de los tres mundos. El hombre está condicionado por esos tres mundos.

La contemplación en las tres luces ha de producir la necesaria transformación como para liberarse del condicionamiento.

Estar en el mundo pero no estar condicionado por el mundo es maestría. Este mantram propone ese estado de liberación.

El hombre está condicionado por lo que posee física, emocional y mentalmente.
-Físicamente posee artículos, cosas, propiedades, cuentas bancarias.
-Emocionalmente posee a la gente de su elección, como la familia, los amigos, conocidos, etc. Posee a los demás también mediante las emociones negativas como el odio, las antipatías, las discordias, la envidia, la malicia, etc.

-Mentalmente posee sus propias ideas de lo correcto e incorrecto acerca de los diversos aspectos de la vida.
Hasta que uno no se deshaga de estas posesiones, no será libre y será como un fruto verde pegado a la mata (o al árbol)

Este mantram es una oración para liberarse del cuerpo triple y sin embargo permanecer con él para fines de buena voluntad, de tal modo que cuando se haya cumplido el propósito de la vida, se pueda realizar una partida consciente, que se llama: “Trascender la muerte”.

Se recomienda que este mantram se pronuncie 3, 11, o 33 veces.

El propósito de este mantram es buscar la trascendencia de la muerte o Mrityunjaya

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Conferencias de Los Libros de Alice Bailey y el maestro Tibetano Djwhal Khul.

Mensaje  Marcelo el Dom 19 Dic - 19:54

Sugerencias para ayudar a los que están en el proceso que llamamos muerte.

Visitar a las personas que están enfermas, llevarles flores, intercambiar una charla agradable y reconfortante, asegurarnos de su comodidad, si no se encuentra bien o esta incomodo invoquemos mucho el color azul y transmitamos ese color azul a su centro Ajña (entrecejo) y poco a poco se quedaran dormidos.

Cantar mentalmente el Mantram OM NAMO NARAYA NAYA. Esto ayuda en gran medida a invocar el color azul y llenar la habitación en la que está esa persona de color azul. Hay que asegurarse de que se transmite a través del centro Ajña hasta el corazón. También asegurémonos de tener un contacto con el alma de la persona y no con la personalidad. No sintamos respecto a ellos una relación mundana como la que solemos tener, sino que sintamos que son un alma como nosotros.

Construyamos un triangulo entre nosotros, el paciente y el Maestro a quien más queramos recemos o veneremos. Desde el centro del corazón del Maestro hasta nuestro centro Ajña (inhalando) y de aquí a nuestro centro del corazón y desde allí al centro Ajña del paciente (exhalando) y a su centro del corazón y desde allí al centro del Corazón del Maestro, así completamos el triangulo.

Asegurarnos de que no hay nada negativo en torno al paciente, como gente llorando o lamentándose etc.
Podemos guiar al alma haciendo que salga por los centros superiores, como el centro laríngeo, el Ajña, mediante nuestra sugerencia tenemos que guiarle hacia la parte superior de la cabeza en la que hay siete salidas u orificios.

Si está consciente podemos preguntarle si hay alguna tarea que él o ella sientan que no han completado, pues eso le dará paz y le ayudara a desapegarse.

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Conferencias de Los Libros de Alice Bailey y el maestro Tibetano Djwhal Khul.

Mensaje  Marcelo el Dom 19 Dic - 19:58

Cuento:

EL ÁNGEL DE LA MUERTE Y EL ÁNGEL DE LOS RENACIMIENTOS

En una noche de Enero, iluminada solamente por un tenue rayo de Luna creciente y de algunas pálidas estrellas, el Ángel de la Muerte y el Ángel de los Renacimientos se encontraron en una gran aldea donde su misión les llamaba. Las calles estaban desiertas, el silencio era profundo y las casas cubiertas de una capa de nieve; también dormía la fuente de la plaza, pues el agua pura de murmullo argentino, se había transformado en estalactitas de hielo. Los ángeles se pararon en una grada de la fuente frente dos casas contiguas, en las que algunas ventanas estaban iluminadas. Sacudieron la nieve de sus grandes alas y se sentaron uno junto al otro con la satisfacción de dos compañeros de labor que descansan un momento. El Ángel de la Muerte estaba tranquilo y meditabundo. Su hermosa cara marmórea, con sus dulces ojos, estaba orlada de espesos y obscuros bucles. Su aspecto tenía algo de misterioso y augusto.
El Ángel de los Renacimientos era esbelto y vigoroso, su cara redonda estaba iluminada por una mirada viva y escrutadora; toda su actitud delataba una intensa actividad.

-Hermano-dijo dirigiéndose al Ángel de la Muerte-no es raro que nuestro ministerio nos conduzca a los dos a un mismo sitio; tú a buscar un alma, y yo a buscar otra. Pero es raro que los dos equivoquemos la hora, pues esta noche llego algo temprano. . .

-A mí-respondió melancólicamente el Ángel de la Muerte-no me sucede lo mismo. He llegado mucho antes que el reloj diera las doce; el que venía a buscar, permanecía suspendido sobre su techo, mirando sin comprender, el cadáver que acababa de abandonar. Al ir a llevármelo, rompiendo la última ligadura que a su cadáver unía, oí una explosión de dolor. El médico acababa de comprobar que el corazón acababa de latir, y los miembros de la familia, rodeándole, le suplicaban que volviera la vida a su querido difunto. He aquí que entonces tuvo lugar una escena que he presenciado más de una vez. El médico sacó de su bolsillo una redoma de cristal, y adaptando a ella un pequeño instrumento, dio una inyección al cuerpo abandonado. El efecto fue instantáneo. Como un relámpago fue arrancado de mis brazos el pobre hombre lanzado de nuevo en aquel cuerpo corrompido y envenenado por la enfermedad. Y le vi. despertar, contraído el rostro por un gran sufrimiento, gimiendo penosamente, mientras que a su alrededor se producía una expansión de alegría y reconocimiento. Me he visto obligado a marcharme; el desgraciado sufrirá algunas horas más, pues su destino debe cumplirse antes de que la aurora ilumine la nieve de las cercanías. Su familia sabía que no tenía salvación, pues la ciencia de los hombres y la ciencia más elevada lo consideraban así. Pero ellos han preferido conservarlo algunas horas más prolongando su tortura.

-Los hombres son crueles-dijo el Ángel de los Renacimientos, moviendo la cabeza.

-No, Hermano, son ignorantes e inconsecuentes. Me temen, tienen miedo a esta otra vida que no conocen. Cuantas veces he sido invocado, llamado a gritos por los desesperados; pero apenas aparezco, se tapan los ojos con un gesto de terror y me suplican que les deje tranquilos… como si dejar este mundo físico fuese poner término a su existencia.

-Ah! qué insensatos son los hombres, Hermano mío. En su infancia, en el regazo de su madre, aprenden que su alma es inmortal, se les enseña diariamente en sus iglesias, más obran como si nada supieran.

Pierden, en apariencia, un miembro de su familia, un amigo. ., todo es sollozar, sentimientos, despedidas, como si jamás no hubiesen de volverse a ver. Se visten de negro y se reúnen con fúnebres semblantes. Me consideran como el enemigo de la raza humana, yo soy un bienhechor… pues yo cierro los ojos que vierten lágrimas amargas; yo pongo el sello de la suprema belleza en los rostros contraídos; yo libro de una morada camal, ajada por la enfermedad o la vejez a un alma que aspira a una nueva vida; yo reúno a los que se habían perdido de vista. ¡Oh, qué júbilo el verse de nuevo en el más allá…! ¡La alegría del recibimiento hecho a los que penetran en otra esfera, que se abre a una vida más intensa!… ¡Oh el regocijo de las ilusiones mecidas por sublimes armonías!

¡Pobres ignorantes! Ellos, que más que nada temen el sufrimiento, ¿por qué temen tanto este paso que conduce a una vida mejor?.. pues tras un corto intervalo en el valle de las sombras y de la purificación, sus seres queridos estarán por mucho tiempo en la mansión de la paz y la beatitud. El Ángel de la Muerte calló con un suspiro.

-Tu conclusión, Hermano, es la siguiente-dijo el Ángel de los renacimientos, tomando la palabra-: que los hombres lloran cuando deberían regocijarse. Y yo añado: “y se regocijan cuando deberían llorar”.

-Tú me hablas de los que se afligen, procurando retener cerca de sí el alma libertada, sin pensar que prolongan su tortura. Tú hablas de los que te invocan, y cuando escuchas sus ruegos se asustan y rehúsan seguirte. Más ¿qué piensas de los que celebran alegremente la venida de un alma entre ellos, que la acogen llenos de esperanza, con sueños de gloria o de belleza? La vuelta a la vida terrestre, sin embargo, podría ser origen de preocupaciones dolorosas, pues los hombres ignoran los misterios que el porvenir les reserva. .. la lucha febril que destroza el cuerpo y el alma, el peso que a veces aplasta a los hombres, las crueles decepciones, el dolor de las separaciones, el incesante tormento que causa la vana persecución de la dicha humana, frágil felicidad; felicidad engañosa como un espejismo… El hombre sufre de la cuna a la tumba, maldice la vida y, sin embargo se aferra a ella desesperadamente.

Entonces el Ángel de los Renacimientos, separando un pliegue de su vestido mostró al Ángel de la Muerte un desdichado ser adormecido con el sueño PRE-natal.

-Mira esta pequeña alma, Hermano, un alma joven en verdad, que lleva consigo todos los gérmenes del vicio, todos los instintos de pasión. La ley de justicia inmanente, por la cual el hombre cosecha lo que ha sembrado, va a hacerla renacer en este medio honrado. Los que van a ser sus padres, en un pasado lejano pecaron gravemente contra él y contra la ley de la fraternidad. He aquí llegada la hora de la retribución. Esta pequeña alma va a llevar bajo ese techo la desunión y la discordia, hará verter lágrimas a mares, destrozará los amantes corazones, y puede ser que deje tras sí las huellas sangrientas de un Crimen.

He aquí cómo podrían llorar los que meciéndose en los sueños de oro de tiernas ilusiones, han preparado amorosamente la frágil cuna que abrigará a su hijo. ¡Qué desgracia la de los humanos! Sólo ven las apariencias y no la realidad; sólo se apegan a las ilusiones del mundo perecedero y no lo que se oculta detrás de las ilusiones; ven sin mirar, oyen sin escuchar, andan a tientas sin hallar su camino… Y no obstante, la gran luz está allí, envolviéndolos… armonías celestes se levantan a su alrededor, más son inconscientes de la brillante luz, así como del glorioso canto de la VIDA que no comprenden. -Hermano-dijo el Ángel de la Muerte con tranquila sonrisa-son más dignos de compasión que de censura. Sólo merecen indulgencia y compasión.

En este momento el reloj de la aldea dio cuatro campanadas.

-Ha llegado la hora de cumplir nuestra misión-dijo el Ángel de los renacimientos, levantándose lentamente.

-Hermano, ¿nos separamos afectados por una impresión tan-triste?

-No, por cierto-añadió el Ángel de la Muerte levantándose lentamente y batiendo sus grandes alas. No; pues una gloriosa esperanza ilumina el porvenir…

-Vendrá un tiempo, lejano, remoto, en que una nueva era aparecerá, y mi ministerio no se cumplirá ya con esfuerzo y entre gemidos y lágrimas; vendrá un tiempo en que los ¡hosanna! Acogerán mi entrada en las casas; en que no seré ya considerado como “el rey del terror”, sino como un amigo, el supremo libertador; en que los grandes y pequeños me tenderán los brazos sonriendo. -Pues en esta nueva era-dijo a su vez el Ángel de los Renacimientos con vibrante voz- en esta nueva era, gracias al conocimiento adquirido, gracias a su desarrollo interior, el hombre leerá en sus vidas anteriores como en un libro abierto; por el poder de su pensamiento y por la pureza de su amor, podrá reparar las faltas cometidas en el pasado contra su prójimo y no atraerá hacia sí sino seres purificados, amantes y armónicos.

-Adiós, Hermano, ya es hora de que nos separemos. Se tú el libertador, como yo seré el justiciero.
Los ángeles emprendieron su vuelo.

Algunos instantes después el silencio de la aldea fue turbado por los gritos y gemidos que partían de una ventana entreabierta. .. en tanto que el Ángel de la Muerte se elevaba por los aires llevando consigo el alma liberada y en la casa contigua, una joven madre, meciendo un recién nacido entre sus brazos, decía sonriente a su esposo tiernamente inclinado sobre ella: “¡Mira qué hermoso es nuestro hijo”! ¿ Verdad que se parece al niño Jesús?”

Marcelo
Admin

Zodiaco : Pez Búfalo
Mensajes : 950
Fecha de inscripción : 22/11/2009
Edad : 43
Localización : Ciudad Autonoma de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Conferencias de Los Libros de Alice Bailey y el maestro Tibetano Djwhal Khul.

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 21:02


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.